Los dos principales anuncios económicos de campaña, la suba de ganancias y la devolución del IVA encontraron inmediatamente beneficiarios.
El mercado ante el anuncio hizo los cálculos y llegó a la conclusión de que, si se dan los cambios impositivos, el salario de los trabajadores tendrá mejor porción para ser transferida al consumo de bienes y servicios.
En principio, la modificación de ganancias y la devolución del IVA beneficiarán a 9 millones de personas y se volcarían casi $30.000 millones al consumo masivo en supermercados y shopping, entre otros rubros.
Estas medidas fueron pedidas repetidas veces por el sindicalismo argentino en sus distintas vertientes.
Por su parte, el secretario general del Sindicato de Obras Sanitarias y dirigente de la CGT oficialista José Luis Lingeri consideró que es "sumamente importante" tomar la decisión de elevar a $30 mil el mínimo no imponible de ganancias. Este era un tema que estaba en la agenda de todo el movimiento obrero. Y el anuncio es sumamente importante, teniendo en cuenta que se fijó un valor de $30 mil de bolsillo, netos, esto significa un beneficio para un salario de $40 mil".
Lingeri agregó que "hay que tener en cuenta que este salario neto se lleva 22,5% de jubilaciones, obra social y otros descuentos".
También el gremialista destacó que el aumento del mínimo no imponible se vaya a actualizar con el índice de movilidad previsional a través de una ley que debe ser aprobada por el Congreso.
Quiénes pagan
En la actualidad, ganancias alcanza a 1.100.000 millón de personas; si se modifica, ese universo se reducirá a 478 mil.
"Se vino trabajando de manera muy profesional, prudente, teniendo en cuenta el equilibrio de las cuentas públicas", explicó el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, en caso de que se modifique el tributo a las ganancias.
La medida implica que todo jubilado o trabajador en relación de dependencia con recibo en blanco que cobra hasta $ 30.000 neto (de bolsillo) dejará de pagar ganancias. Este beneficio alanza a 577.400 personas de la cuarta categoría (empleados en relación de dependencia y jubilados".
Costo fiscal
La caída en la recaudación de ganancias tendrá un costo fiscal para el Estado de $17.200 millones por año.
El objetivo de la nueva gestión será recuperar esos ingresos fiscales por otra vía, como aumento de exportaciones, suba de otros impuestos existentes o aplicación de nuevos tributos a los sectores de mayor rentabilidad, como el gravamen a la herencia, tal fue aplicado con incremento en la provincia de Buenos Aires.
La iniciativa sobre ganancias parte del excedente de recaudación de $33.000 millones que hoy tiene la AFIP.
Cabe recordar que el vencimiento del actual piso para ganancias de $25.000 se extingue el 31 de diciembre. Hasta ahora pagan ganancias los que perciben más de $25.000 o que recibían más de $15.000 hasta el 31 de agosto de 2013. En total, eran 1.100.000 trabajadores, un 10% del total de empleados registrados.
Por otra parte, si se devuelve el IVA del 21% en los pagos con tarjeta para jubilados, pensionados, empleados domésticos, beneficiarios de la asignación universal por hijo y por embarazo, el costo fiscal será de $12.500 millones por año.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Nacho Man
Nacho Man · Hace 13 meses

Solo el 9% de los trabajadores pagan ganancias... hay gente que cobra 40 lucas por mes y paga 2000 de impuestos... Pobre gente. Cobra 40 lucas.


Se está leyendo ahora