Alfredo Darouiche lleva una semana como intendente de Aguaray y calificó a la situación del municipio como grave. "Con un déficit de unos 5 millones de pesos entre deudas con el personal municipal, al que todavía no le pudimos pagar el sueldo de noviembre, más los cheques librados por la anterior gestión. El personal tiene la mejor voluntad, pero necesita cobrar su sueldo porque hay obligaciones que responder. Si la Provincia no nos auxilia, no sé hasta cuándo los trabajadores van a poder seguir esperando", aseguró.
El jefe comunal norteño, médico de profesión, recordó: "El lunes tuvimos que salir a comprar palas y machetes porque no dejaron nada. De Acción Social se llevaron bolsones; de Obras Públicas se alzaron con el cemento, chapas y otros materiales".
Alfredo Darouiche: "La deuda del municipio supera los $5 millones y solo recibimos $800 mil de la Provincia. De aquí se llevaron todo".
Tras asumir en un marco impasse de un paro total de empleados, Darouiche aseguró que "lo único que hizo la gestión saliente fue pagar grandes sumas de dinero a los funcionarios que se iban después de 12 años al frente de este municipio. Casualmente, son esos exfuncionarios que se manejan con total desparpajo los que pueden exhibir propiedades y vehículos de alta gama y se sienten impunes. Antes de irse, además de llevarse de todo, destrozaron documentación muy valiosa y solo dejaron algunos papeles".
Sin documentación
Darouiche recordó que el pasado miércoles 9 tenía que reunirse con el exintendente Juan Carlos Alcoba y su gente. "Cuando llegamos ya se había producido la toma del municipio y la huelga del personal reclamando el sueldo de noviembre. Lamentablemente, los concejales oficialistas anteriores impidieron que se conozca el destino de los recursos y de los bienes del municipio. Lo que sabemos es que los días 7 y 8, los exfuncionarios ingresaron a las oficinas y se dedicaron a destruir toda la documentación", informó.
"Necesitamos un anticipo para abonar los sueldos y hacer frente al aguinaldo. Los empleados no van a esperar mucho más".El nuevo intendente de Aguaray agregó que desde la administración que encabeza esperaban la presencia del gobernador Juan Manuel Urtubey en la inauguración de la sucursal local del banco Macro, pero tras el lamentable hecho que produjo la muerte de los gendarmes, no pudo concurrir. "La única solución posible es que la Provincia nos anticipe recursos para poder pagar los sueldos, ya que además tenemos prácticamente encima el aguinaldo. Están entrando cheques librados durante la gestión anterior y a todos tenemos que hacerles frente, inclusive los que le entregaron a la consultora Montoya, que teóricamente tenía que cobrarle los impuestos a las empresas que tributan en Aguaray. Esa firma tiene cheques en su poder por la suma de $880.000", describió.
Pedido de ayuda
El intendente de Aguaray ratificó: "Es una situación grave la de nuestro municipio y no sabemos hasta cuándo el personal tendrá paciencia".
"Le pedimos a las autoridades del Ejecutivo que nos envíen recursos, aunque sea en calidad de préstamo para devolverlo en cuotas o con alguna modalidad similar. En cuanto a los desmanejos que se hicieron, una vez que tengamos precisiones vamos a enviarle copias al gobernador y a la Justicia para que tomen cartas en el asunto", concluyó Darouiche.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia