Momentos de incertidumbre y mucha impotencia se vive en las últimas horas en el interior provincial y Salta capital. La desaparición de Natalia Sequeira, de 17 años, en General Güemes, y el espantoso crimen de Marianela Gracionis en Salvador Mazza provocaron la reacción de la gente que se movilizó en sus respectivos lugares clamando justicia y seguridad.
En Güemes
En la localidad de Güemes, familiares, vecinos y amigos de Natalia Sequeira, la joven de 17 años desaparecida desde el pasado miércoles 4 de mayo, se movilizaron el lunes por la noche pidiendo por su aparición sana y salva.
La concentración se realizó en la rotonda de la plaza central d la ciudad.
Si bien hasta el momento no hay demasiadas certezas, "existen versiones acerca de un muchacho que habría conocido por internet", dijo Liliana Páez, una tía de la víctima. Afirmó que se realizaron allanamientos sin demasiada suerte, "hubo rastreo de conversaciones telefónicas, negociaciones entre su familia y el supuesto captor, pero nada está confirmado por las partes involucradas", contó.
Por su parte, el comisario de la Brigada de Investigaciones, Diego Bustos, afirmó: "Nosotros no sabemos si ellos se están comunicando con Natalia o con otra persona, pero analizamos todos los datos que nos aportan, no podemos dar detalles sobre las investigaciones, pero sí se llevaron a cabo allanamientos y se está trabajando con internet". Agregó que también se pidió intervención a la División de Trata de Personas; "esperamos tener resultados positivos a corto plazo".
Tras la concentración en la plaza, decidieron volver a marchar ayer; la movilización se llevó a cabo desde las 19, en el mismo lugar.
Salvador Mazza
Vecinos de Salvador Mazza, entre ellos estudiantes de la Escuela Técnica General Mosconi, de Comercio y Nuestra Señora de Luján de la localidad fronteriza, participaron de una marcha pidiendo seguridad y justicia luego del homicidio de Marianela Gracionis, la joven oriunda del paraje Caraparí cuyo cuerpo sin vida apareció en ese lugar limítrofe entre Salvador Mazza y Aguaray, después de 18 días sin que se tengan noticias de ella.
A pesar de la intensa lluvia, la marcha integrada por unas 400 personas, entre ellos familiares de las adolescentes Fernanda Ruiz y Abigaíl Antelo, asesinadas en Salvador Mazza, marcharon desde el paseo Gemes por calle San Martín. En ese lugar hablaron varios vecinos de Salvador Mazza.
Los familiares de Marianela Gracionis no participaron de la marcha ya que, dijeron, no querían ser usados políticamente.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora