El Instituto Provincial de Salud de Salta (IPS) deberá brindar a sus afiliados cobertura asistencial para las
personas que hayan sido víctimas de intento de suicidio y a todo su grupo familiar, ya que ayer el Ejecutivo provincial promulgó la adhesión a la ley nacional de prevención del suicidio.
El proyecto había sido convertido en ley por la Cámara de Diputados el pasado 1 de diciembre. Salta adhirió en todos sus términos a la norma nacional 27.130.
El Ministerio de Salud Pública, como autoridad de aplicación, tiene que prestar asistencia a las familias de víctimas de suicidio a través de un seguimiento y el tratamiento.
Según el artículo tercero del cuerpo normativo de prevención del suicidio, las personas sin obra social serán atendidas por el Estado provincial, que podrá celebrar los convenios necesarios con organismos gubernamentales y no gubernamentales municipales, provinciales, nacionales o internacionales, a fin de dar cumplimiento con lo dispuesto.
Transplantados
Por otra parte, con la adhesión a la ley de Creación Sistema de Protección Integral para Personas Trasplantadas, el IPS está obligado a dar una cobertura integral del ciento por ciento en la provisión de medicamentos, estudios, diagnósticos y prácticas de atención de su estado de salud de todas aquellas patologías que estén directa o indirectamente relacionadas con el trasplante.
La normativa apunta a promover la integración familiar y social de este grupo de riesgo, mediante la atención de la salud, educación, inserción laboral y seguridad social de las personas que hayan recibido un trasplante inscriptos en el Registro Nacional de Procuración y Trasplante o se encuentren en lista de espera para trasplantes del Sistema Nacional de Procuración y Trasplante de la República Argentina (Sintra). Salud Pública, a su vez, tiene que coordinar su accionar políticas con la cartera nacional para cubrir prestaciones en los hospitales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora