Las clínicas, sanatorios y centros especializados rechazaron cobrar prestaciones al Instituto Provincial de Salud (IPS) con cheques diferidos con vencimientos en mayo, junio y agosto de 2016. Los documentos no estipulaban intereses, lo que dejó atónitos a los profesionales de la salud y gerentes privados. La polémica sigue, ya que hay versiones cruzadas por las deudas, los plazos de cumplimiento y el origen de la iniciativa de los cheques diferidos.
En las instituciones médicas, por cierto, aún impera la incertidumbre y preocupación por sobre cómo el Instituto y el Ministerio de Salud afrontarán los pagos por las atenciones que ya se hicieron en agosto, septiembre y octubre de este año.
Aunque el coordinador del área de administración del IPS, Bruno Celeste, negó que se tratara de un problema de caja; para varios empresarios está más que claro que se debe a falta de fondos. A las constructoras, por cierto, el Ministerio de Economía también se les ofreció cancelar certificaciones de obra el mes pasado con cheques diferidos. Esto denota que las cosas no están en orden.
Nora Marchetta, presidenta de la Asociación de Centros Privados de Diálisis, manifestó que hay retrasos en las obligaciones del IPS, de la cartera de Salud y de programas nacionales. A esa institución también el Instituto le ofreció pagar prestaciones con cheques diferidos. "Les expliqué que era imposible aceptar la operatoria porque los documentos tienen fecha para mayo, junio y agosto de 2016, y son por prestaciones que ya brindamos", dijo.
A la Asociación, que nuclea a centros de diálisis de Salta, Tartagal, Metán, Orán, Cafayate y Gemes, el IPS les adeuda transferencias de julio. A esta altura del año, según dijo Marchetta, ya corresponden liquidar las de agosto.
Semanas atrás, funcionarios y técnicos contables del IPS les plantearon a la Asociación de Clínicas y Sanatorios Privados de Salta (Aclisasa) liquidar las obligaciones de julio, agosto y septiembre con cheques diferidos, sin interés y con vencimiento a mayo, junio y julio de 2016.
Esa propuesta también fue rechazada en forma contundente por los propietarios de las clínicas. Rodolfo Sabio Navarro, prosecretario de Aclisasa, dijo que tras la desestimación del sector, el IPS transfirió los fondos correspondientes a julio, a fines de octubre. Desde el Instituto insisten en que se cumple en forma normal.
El coordinador administrativo del IPS aseguró que el pago con cheques diferidos fue una iniciativa que bajó del Ministerio de Economía. Agregó que este "adelanto" también surgió en respuesta a un "pedido de los mismos prestadores". Dijo que la Asociación de Clínicas "había solicitado que se adelante el cronograma, que se pague más de un período prestacional en el mes, cosa que nosotros financieramente no podemos afrontar. Y esa fue la opción".
"Nosotros hemos planteado que es absolutamente inviable lo de los cheques diferidos porque nuestras instituciones son "IPS- dependientes'', sobre todo para pagar sueldos. Si prospera esa iniciativa nos llevaría a un colapso del sistema financiero, atento a que ya venimos con retrasos en los costos", señaló Sabio Navarro.
También hay diferencias entre los prestadores y el IPS en los plazos para transferir los recursos. Los primeros insisten que se debe hacer a 60 días de la facturación, mientras que desde el Instituto hablan del tercer mes prestacional y remarcan los noventa días.

Centros de diálisis niegan versiones del IPS
Aseguran que el Instituto los convocó para que reciban cheques diferidos. Según Bruno Celeste, coordinador de administración del IPS, las autoridades de la Asociación de Centros de Diálisis se acercaron a consultar al Instituto por el pago con cheques diferidos pero luego no aceptaron. Esta versión fue negada por la presidente de la Asociación, Nora Marchetta.
La médica sostuvo que la propuesta surgió del IPS. Las facturaciones de los centros médicos nucleados en esa entidad al Instituto rondan los 2,5 millones de pesos mensuales y de 500 mil pesos al Ministerio de Salud. Incluso sostuvo que la mandaron a averiguar cómo podría realizar una operatoria con una financiera para contar con el efectivo antes.
Marchetta remarcó que los centros de diálisis ya hicieron frente al pago de insumos, sueldos y demás gastos, pero el IPS no liquida a tiempo.
La semana pasada, el Círculo Médico publicó una solicitada en la que exigía al IPS las prestaciones adeudadas. Luis Herrera, presidente de esa institución, aseguró que no recibió propuestas de pago de la Provincia con cheques diferidos. No obstante, dijo que los profesionales estuvieron estado de alerta la semana pasada ya que se registraron retrasos en los pago.
Herrera indicó que se les liquida el último día hábil de cada mes. "En los últimos tres meses se vino notando un retraso. Este mes, por ejemplo, recién se nos pagó el 6", agregó.
"Ese fue el motivo por el que se declaró el estado de alerta. Muchos de los socios solo trabajan en la actividad privada y por eso insisten en que se cumpla a tiempo".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora