*

El juez dictó falta de mérito y el acusado iniciará acciones

Luego de permanecer alojado durante nueve días en Alcaldía Judicial, Fernando Andrés Murúa, quien fue acusado de abuso sexual por una turista mexicana, fue puesto en libertad ayer por el juez de Instrucción Formal 3, Pablo Farah, quien dictó falta de mérito en la referida causa.
Sin embargo, el denunciado fue trasladado a una prisión de Cafayate por tenencia de estupefacientes, aunque en las próximas horas quedará libre, confirmaron a El Tribuno fuentes extraoficiales allegadas al Juzgado Federal.
Cabe recordar que el hombre fue detenido el domingo 18 del corriente tras haber sido denunciado de abuso sexual por la turista mexicana Kena Lisette Moreno López (31), quien aseguró que Murúa la atacó en el baño de mujeres del pub Ñanta, ubicado en el centro de la localidad calchaquí.
Luego de ser liberado por el magistrado, sus abogados, César Oliver y Miguel Núñez, afirmaron a este matutino que su cliente demandará a la mujer por haber realizado una falsa denuncia.
Según consta en la resolución, a la que tuvo acceso este matutino, el imputado fue desvinculado del caso a raíz de las contradictorias declaraciones de la denunciante y los ocasionales testigos que se encontraban esa noche en el local.
Kena Lisette Moreno López expresó ante el magistrado que el hombre la atacó en el baño de mujeres del pub, le levantó la pollera y luego la penetró, pero que fue salvada por sus amigas momentos después, cuando ella pidió “auxilio”.
Diferente fue el testimonio de las mujeres que se encontraban con la turista mexicana en el bar, Walkiria Lerena y Ximena Almonte Godoy, quienes aseguraron que al notar la presencia de su amiga en el sanitario por un prolongado tiempo, ellas se dirigieron hacia el lugar y golpearon la puerta, por lo que Kena respondió solo con un “si”, lo que motivó una inmediata repregunta: “¿Te encontrás bien...?”, a lo que la mexicana les contestó: “Es que hay alguien más adentro” y luego ambos salieron.
Además, el juez recogió testimonios del dueño del pub Marcos Enrique Véliz y sus empleados Claudia Guadalupe Acosta e Ignacio Sayons, quienes dijeron que la mujer había concurrido la noche anterior al local con su marido y que en el mismo lugar se encontraba Murúa, por lo que la versión de Moreno López, quien aseguró no haber visto nunca al acusado, sembró dudas.
Por su parte, Fernando Murúa le dijo a Farah que él se encontraba arreglando el baño de mujeres de Ñanta cuando la mujer ingresó y se le tiró encima, pero pudo correrse a tiempo y se fue hacia la barra “porque no me gustan ese tipo de mujeres”, dijo.
El hombre, que si bien quedó libre, aún se encuentra vinculado en la causa y está demorado en Cafayate por haber tenido en la habitación que ocupa en el hostal de su propiedad, Road Runner, 66 gramos de marihuana.
El hallazgo se produjo cuando efectivos policiales allanaban el lugar, después de la grave acusación de la turista mexicana.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...