Después de haber sido vicepresidente de la Nación durante cuatro años, Amado Boudou decidió tomarse unos 46 días de descanso y, para eso, solicitó autorización del juez Ariel Lijo para viajar desde el comienzo del 17 de diciembre de 2015 hasta el 31 de enero de 2016 a la ciudad de México, donde, según se sabe, vive su novia, Mónica García de la Fuente.
El exvicepresidente presentó a través de su abogado Eduardo Durañona un pedido de autorización para salir del país debido a la restricción impuesta por Lijo el viernes pasado. Boudou declaró el martes pasado ante el juez Norberto Oyarbide, quien ingresó el pedido al juzgado, según fuentes judiciales.
El exfuncionario acompañó la solicitud con una copia de los pasajes de la empresa Aeroméxico. Boudou viajará en clase Premier apenas iniciado el 17 de diciembre desde Ezeiza con destino a México. El juez Lijo envió el pedido al fiscal Jorge Di Lello, quien también actúa en el Caso Ciccone. La fiscalía de Di Lello no se opuso al otorgamiento del permiso para que Boudou viajara a México.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora