El juez federal Ariel Lijo pidió las declaraciones juradas de los períodos 2014 y 2015 de la vicepresidenta Gabriela Michetti, en el marco de la causa que investiga el origen de los fondos que le fueron robados de su domicilio en noviembre pasado.
Fuentes judiciales informaron que el magistrado también solicitó a la Inspección General de Justicia (IGJ) los legajos de la Fundación Suma, entre otras, de donde según la presidenta del Senado provino parte del dinero que tenía en su domicilio.
El robo se produjo el pasado 22 de noviembre, la noche en que Cambiemos ganó el balotaje presidencial, cuando a Michetti le sustrajeron 245 mil pesos y 50 mil dólares.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora