El juez federal de Orán, Raúl Reynoso, apeló ayer su procesamiento en la causa en la que está acusado de cobrar sobornos a detenidos por narcotráfico para dejarlos libre. Lo hizo en el último día de plazo que tenía para presentarse ante el juez Julio Bavio, quien el jueves de la semana pasada había dictado el procesamiento.
Con su decisión, Bavio consideró a Reynoso responsable de los 11 hechos por los que fue acusado (9 por asociación ilícita y 2 por cohecho) y además lo señaló como el jefe de la estructura delictiva. Es por ello que lo procesó y le dictó prisión preventiva en suspenso. Al ser juez, Reynoso tiene fueros y no puede ser detenido.
A la vez, Bavio procesó a los otros siete acusados en la causa, quienes estaban detenidos. Lo hizo sin prisión preventiva, con lo cual los dejó en libertad.
Con un escrito de 45 fojas, el magistrado oranense rechazó ayer la acusación y los argumentos que esgrimieron el fiscal federal 2 de Salta, Eduardo Villalba, y el titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad, Diego Iglesias, para acusarlo de liderar una organización que se dedicaba a cobrar dinero o dádivas a cambio de libertades.
Durante casi todo el día hubo hermetismo sobre la presentación que hizo Reynoso y al final de la jornada solo se confirmó que había presentado su extensa apelación, pero los argumentos no trascendieron. Un dato: el escrito lleva la firma de un abogado de apellido Tiscornia, con lo cual el juez habría cambiado de defensor (antes era Federico Magno).
El trámite que continúa es la elevación de la apelación desde el juzgado de Bavio a la Cámara Federal de Apelaciones, donde deberá sortearse qué sala (la 1 o la 2) tomará el caso. Los camaristas tendrán la última palabra para decir si hay fundamentos -o no- para iniciarle un proceso al juez federal de Orán.
Cruce de presentaciones
El procesamiento dictado por Bavio la semana pasada desató, en realidad, un cruce de apelaciones. A la de Reynoso se sumó la de la defensa de Arsenio Gaona, cuñado del juez oranense y señalado como uno de los intermediarios en el cobro de los sobornos.
El abogado Daniel Luna, defensor de Gaona, fundamentó la apelación en que se hizo una "valoración de la prueba errónea y arbitraria". El letrado estaría estudiando también un recursos para objetar el allanamiento del pasado 4 de noviembre, cuando se retiraron expedientes del juzgado de Reynoso y se detuvo a seis personas.
También apelarán, en los próximos días, los fiscales Villalba e Iglesias, quienes rechazarían la libertad de los cuatro abogados, del funcionario judicial y de los dos hermanos señalados como supuestos testaferros de Reynoso, quienes fueron procesados pero en libertad.
El viernes 11, en el Consejo
El próximo viernes 11 de diciembre el juez federal de Orán, Raúl Reynoso, deberá presentarse o enviar un escrito para declarar ante el Consejo de la Magistratura, en Buenos Aires. Es en el marco de una causa en la que el juez está acusado de haber detenido a una persona cumpliendo el doble rol de víctima y juez.
El plazo original en el que debía presentarse vencía hoy, pero Reynoso pidió una prórroga por cambiar de abogado defensor. La Comisión de Disciplina y Acusación aceptó su pedido y le otorgó 72 horas para que se presente o envíe un descargo por escrito, plazo que vencerá el viernes 11.
Reynoso debe explicar su rol en la causa originada en la denuncia que le hizo David Ramón Mazzuti. A fines de 2014, Mazzuti amenazó a Reynoso, acusándolo de maltratar a su esposa, la abogada María Cecilia Barba. Según la denuncia que recibió el Consejo, el juez oranense ordenó que lo detuvieran sin correr vista al fiscal federal de Orán, y siendo víctima y juez del caso. Con ello habría violado el deber de imparcialidad inherente a un juez.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora