La semana pasada se llevó a cabo la primera reunión del año de la Mesa de Pimiento para Pimentón. Contó con la participación de productores de Cachi, San Carlos, Guachipas, La Candelaria y representantes de grupos asociativos de Salta. En la oportunidad se decidió establecer como pretensión para la cosecha que se avecina, $13 por kilo del pimiento seco en vaina de 1ª calidad y $10 para el ají.

Cabe señalar que sólo se trata de un precio de referencia y que servirá a los municipios de los Valles Calchaquíes al momento de comprar las cosechas para acopio. Esta modalidad permite asegurarle al productor la venta total de la cosecha, que luego la comuna comercializa en mercados nacionales. Uno de los condicionantes que históricamente presentó el sector fue la baja calidad del producto como consecuencia del secado del pimiento en el piso a través de pintorescas terrazas. Esta postal, que supo caracterizar a los valles, respondía a una práctica ancestral que fue en detrimento de la calidad buscada por los mercados. Para solucionar este inconveniente se construyen cuatro secaderos comunitarios que funcionarán en Payogasta, Cachi, Corralito y Angastaco. En tanto, el próximo año, el sector tiene previsto trabajar en un molino común y una fraccionadora.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia