Tres jóvenes serán juzgados a partir del lunes por el crimen de Lucas Leones Teseyra (21), quien fue asesinado de un balazo, en 2013, en el barrio El Carmen.
La Sala V del Tribunal de Juicio juzgará desde el lunes a Jorge Emiliano Jiménez, Cristian Molina y Javier Fernando Bravo por homicidio agravado por el uso de arma en perjuicio de Teseyra.
En representación del Ministerio Público intervendrá la fiscal Gabriela Buabse.
La defensa técnica de los imputados estará a cargo de Mario López Escotorín (Javier Fernando Bravo), María Arellano (Emiliano Jorge Jiménez) y Cecilia Roldán y Juan Domingo Erazo (Cristian Molina).
La audiencia de debate se extenderá hasta el 4 de diciembre y se llevará a cabo en el Salón de Grandes Juicios de la Ciudad Judicial.
Baleado en el pecho
La noche del 6 de octubre de 2013, alrededor de las 2.15 de la madrugada, en el barrio El Carmen de la ciudad de Salta, Lucas Leones Teseyra se encontraba junto a un grupo de conocidos en una plaza del barrio cuando pasó un automóvil gris y, desde dentro, uno de los ocupantes comenzó a insultarlos.
El grupo que estaba reunido en la plaza reaccionó tirando piedras. Sus ocupantes dieron la vuelta y, al pasar de nuevo por el lugar, efectuaron disparos y se dieron a la fuga. Uno de los proyectiles le impactó a Teseyra cerca del pecho. El joven fue trasladado al Hospital San Bernardo, donde ingresó sin vida.
Por testimonios de sus familiares, se supo que la víctima no vivía en esa zona pero siempre iba a visitar a su abuela que reside en la calle San Juan al 2400 y que era amigo de un grupo de jóvenes del barrio Santa Victoria.
Barrabravas
Tras el homicidio, los vecinos del barrio El Carmen manifestaron su malestar a indignación por el accionar de " los violentos que se denominan "La banda del camión''".
Según comentaron, estos jóvenes transitan a diario causando destrozos en la zona oeste capitalina y provocan temor entre sus vecinos.
"Ya estuvieron involucrados en varios hechos de gravedad y, cuando los detienen, entran por una puerta y salen por otra. Se sienten intocables y eso les da más poder", dijeron.
Días antes del crimen, se produjo una serie de tiroteos durante un partido de fútbol entre Central Norte y Gimnasia y Tiro.
"Dicen que mientras se jugaba el partido, un grupo de personas pasó por el barrio El Carmen a los tiros e hirió a uno y cuando se enteraron los barras en la cancha, amenazaron con suspender el partido", había manifestado un vecino.
Lo cierto es que el crimen tiene un trasfondo que involucra a barrabravas que mantenían una rivalidad de larga data.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora