Después de un buen 2015, con un nivel de venta en torno a las 600/650 mil unidades O Km vendidas, el sector automotriz espera repetir la performance y mantener este nivel pese a la devaluación.
Los distintos actores de la industria recibieron con optimismo los anuncios del Gobierno referidos a la reducción de las alícuotas de impuestos internos para los modelos de gama media y alta, la liberación del acceso al mercado único de cambios que permitirá mayor agilidad en la importación de unidades y autopartes y el final de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación.
Este conjunto de medidas permitirá, aseguraron en su momento desde las terminales, mayor previsión y reglas de juego claras para intentar remontar el escenario de caída que se registra desde que en 2013 el sector alcanzó el año récord de la actividad con 955.000 patentamientos y los 791.000 unidades producidas en las terminales locales.
"Si las automotrices pretenden trasladar a precios toda la devaluación sin dudas va a repercutir en el nivel de patentamiento de los 0km y terminará afectando a un mercado interno que le permitió a la industria salvar el año", informaron desde el sector.
"El 2015 cerró por encima de las 643 mil unidades vendidas, un dato bastante bueno para como venía el año y que repuntó en el último trimestre ante la perspectiva de lo que finalmente se dio: una devaluación con aumento de precios", explicó un dirigente del sector que reiteró su perspectiva de un 2016 con "un año similar entre los 600 y 650 mil autos vendidos con cierta tendencia a la baja".
Desde el sector advierten que será necesario que la devaluación registrada a mediados de diciembre no impacte de lleno en los precios finales al público. "Si las automotrices pretenden trasladar a precios toda la devaluación sin dudas va a repercutir en el nivel de patentamiento de los 0km y terminará afectando a un mercado interno que le permitió a la industria salvar el año ante el derrumbe de las exportaciones", afirmó una de las fuentes consultadas por Télam.

En resumen, analizaba uno de los empresarios, a pesar del aumento de precios que puede repercutir inicialmente a la baja en el número de patentamientos, se podría sobrellevar esta nueva transición si se logra estabilizar el mercado, las terminales mejoran su disponibilidad de unidades respecto a 2015 y se ofrecen alternativas de financiamiento más atractivas.
De esta manera, se prevé que el primer trimestre sea el más difícil para el sector y comience a mejorar para tener un segundo semestre mejor y acorde con la capacidad de las concesionarias que se ampliaron en los años récord de 2011 y 2013 y hoy aseguran están en condiciones de canalizar la venta del soñado millón de unidades que parecía hace dos años al alcance de la mano.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


El Tabano  de Salta
El Tabano de Salta · Hace 10 meses

les bajaron los impuestos pero los automoviles siguen aumentando, la verdad que no entiendo


Se está leyendo ahora