Fuentes cercanas a Gendarmería Nacional advirtieron que en los últimos meses comenzó nuevamente a tomar auge el ingreso de cocaína en la modalidad de mulas o camellos, como se entiende en la jerga delictiva.
Este tipo de microtráfico, que había desaparecido por completo tras casi una década, donde los secuestros de cocaína habían alcanzado sus récords en kilos, comenzó de nuevo a ser detectado en toda la frontera norte, sobre todo en los pasos fronterizos de la puna, tanto salteña como jujeña.
El último procedimiento de este tipo fue informado por la fuerza nacional ayer.
En el mismo se señala que una pareja de ciudadanos bolivianos intentó ingresar al país poco más de 3 kilos de cocaína, la que se hallaba dosificada en gran parte en pilas.
La droga no había sido ingerida por la pareja, quien la escondió entre los asientos de un micro de larga distancia de una empresa local que se dirigía hacia la provincia de Buenos Aires.
El informe
Gendarmería Nacional incautó 3 kilos 464 gramos de cocaína y detuvo a una pareja de nacionalidad boliviana que trasladaba la droga oculta entre los asientos de un transporte público de pasajeros.
El procedimiento tuvo lugar en jurisdicción de Jujuy.
Los efectivos dependientes del Escuadrón 21 realizaban un control sobre la ruta 9 a la altura del kilómetro 1.873, cuando arribó un ómnibus procedente de la frontera norte, que se dirigía hacia la provincia de Buenos Aires.
Al comenzar con la inspección del rodado, personal de la fuerza detectó entre dos asientos, que pertenecían a un hombre y una mujer de nacionalidad boliviana, paquetes de distintos tamaños envueltos entre medias de algodón, constatando lo mismo entre otras dos butacas que se encontraban sin ocupantes, los cuales arrojaron un total de 144. Inmediatamente, los funcionarios tomaron contacto con la Fiscalía Federal 2 que orientó que se traslade a los ciudadanos para que se les efectúen placas radiográficas a fin de determinar si poseían cuerpos extraños en sus organismos. Integrantes del Grupo Criminalística y Estudios Forenses realizaron las pruebas de campo narcotest sobre los paquetes hallados en el micro que dieron resultado positivo para cocaína. Un total de 3 kilos 464 gramos fue secuestrado por los gendarmes. El juez interviniente dispuso la detención de ambas personas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


juan carlos lopez
juan carlos lopez · Hace 5 meses

Hay que cerrarles el ingreso a todos los bolivianos, de esa manera mermaran dos cosas, el trafico de drogas y sobre todo el ingreso de bolitas que vienen y no se quieren ir mas, ya son una plaga en todo el pais estos paracitos bolivianos, quienes son los mayores culpables de el ingreso de drogas y todo lo que sea mercaderia ilegal,


Se está leyendo ahora