La salida del default, por parte de nuestro país, pone a disposición del pequeño inversor distintas opciones en activos financieros. Creo que es el momento de hacerlo, teniendo en cuenta que los montos para acceder a este mercado arrancan en los $10.000. Habría que seguir con atención el comportamiento de los siguientes activos:
Títulos Públicos: dolarizados (dólar/dólar)
Con esta inversión la gente puede comprar títulos públicos en dólares que se compran con pesos y también con dólar billete, estos títulos pagan intereses semestrales en billetes que se acreditan en las cajas de ahorro en dólares de cada cliente.
Los rendimientos son superiores en tasa a los que pagan los bancos en plazo fijo (banco 3% anual y estos bonos entre el 5% al 8%, dependiendo del plazo y del bono elegido). Hay distintos plazos.
Títulos públicos: pesos/dólar Lynk.
Estos son títulos que ajustan por el tipo de cambio oficial más una pequeña tasa (1,75% 3,5%), es decir que si el dólar oficial sube este bono también, teniendo en cuenta que el tipo de cambio se va a actualizar con la inflación, es una opción para tener en cuenta con pesos que siguen al dólar.
Títulos públicos: tasa Badlar.
Esta tasa es aquella que pagan los 10 bancos más importantes del sistema, por depósitos de más de $ 1 millón, más una tasa que va de los 250 a los 400 puntos básico (2,50% / 4% TNA)
Lebac: Son letras del BCRA, que usa para su manejo monetario. Es un título público en pesos que se licita en el mercado todos los martes y cualquier cliente puede hacerlo mediante mandato a su banco o sociedad de bolsa, los rendimientos o rentabilidad de estos títulos cubre la inflación proyectada y resulta una buena colocación para los ahorros en pesos, también los hay en dólares pero los intereses son muy bajos.
Este título a este nivel de tasas no puede durar mucho y su tasa a largo plazo tiene una tendencia declinante, esto en razón de una expectativa de una baja en la inflación en el segundo semestre.
Los rendimientos: 35 días 38,00%; 63 días 35,50%; 98 días 34,00%; 119 días 31,90%;
147 días 32,00%; 203 días 32,00% y 252 días 32,22%.
Acciones. Renta variable:
También se presenta como una buena opción a largo plazo en razón de las posibilidades que se presentan para Argentina. Es muy importante destacar, que esta última es una inversión de alto riesgo, destacando que en todos los casos se debe tener en cuenta el perfil de cada cliente informando claramente el riesgo de cada inversión según el activo elegido.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora