Es de esas historias sórdidas que se ven en películas y nadie cree que sucederá cerca de su casa. Sin embargo, en el apacible pueblo de Campo Quijano se descubrió que un hombre abusó sexualmente y golpeó a dos hijastras, de 7 y 14 años, que la última tuvo un bebé producto del sometimiento sexual, y que su pareja también era sometida a violencia familiar a pesar de padecer una grave enfermedad.
La historia se descubrió a fines de febrero, cuando el abuelo paterno fue a visitar a las niñas. Luego de recibir al abuelo, y en un momento que estuvieron a solas, la mayor de las chicas, quien cuidaba a un bebé de meses, le dijo que quería irse de la casa, que quería ir a vivir con él y con su abuela.
Al principio, el hombre no comprendió muy bien, pero el pedido fue tan elocuente que logró sacarlas de esa vivienda.
Cuando estuvieron seguras, las menores contaron los sometimientos que sufrían desde hacía poco más de un año, así como las constantes golpizas que recibían por parte de su padrastro.
Sorprendidos de escuchar semejante relato, los abuelos también hablaron con uno de los hermanos de las chicas, quien confirmó los abusos y el maltrato que padecían de manos del hombre.
La abuela de las chicas denunció al hombre ante la Fiscalía Penal de Rosario de Lerma, lo que dio inicio a una investigación que derivó en la detención del padrastro, en un operativo de la policía local.
La carátula
El fiscal penal Gustavo Torres Rubelt formalizó la imputación del padrastro por los delitos deabuso sexualcon acceso carnal por convivencia preexistente, dos hechos, en concurso real, como así también solicitó que se mantenga en prisión al acusado.
El fiscal espera el resultado de varias pericias, entre ellas la declaración de las víctimas en cámara Gesell y pericias genéticas solicitadas al Cuerpo de Investigaciones Fiscales.
Existe, además, un informe médico que confirmó lesiones compatibles con abuso sexual.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...