Comenzó septiembre pero el frío no termina de irse y, hasta hace pocos días, las personas sin techo seguían llegando a buscar ayuda en el denominado Operativo Abrigo, un espacio para pasar la noche que ofrece la Policía de la Provincia de Salta.
Actualmente, el programa funciona en la subcomisaría del barrio Castañares y en el destacamento policial ubicado en villa Palacios.
Desde el área de prensa de la fuerza de seguridad informaron que, hasta ahora, en Castañares recibieron a 1.089 personas desde mediados de mayo. En villa Palacios, en tanto, asistieron a 853.
"Se debe decir que estos números no reflejan la cantidad de personas que ingresaron sino que se trata de los registros. Es decir, puede haber casos de una persona que estuvo muchas noches y por lo tanto la anotaron tantas veces como ingresos tuvo", aclaró la oficial Marina Burgos.
En total suman 1.942 ingresos en lo que va del año. "Pensamos que no volverán las noches más frías, pero lo mismo está previsto que, si se registran bajas temperaturas, hasta los primeros días de septiembre podremos seguir con el operativo", concluyó Burgos.

Más pedidos

La cantidad de personas que llegaron buscando un lugar para dormir y resguardarse aumentó en 2016, si se tiene en cuenta que 2015 se registraron unos 900 ingresos.
La del año pasado es, sin embargo, una cifra inferior al promedio, que es de unas 1.700 personas cada 12 meses.
Los factores que podrían explicar la merma del año pasado son el invierno menos riguroso y la intervención de la Municipalidad de Salta en materia de asistencial.
El Operativo Abrigo se creó en 1996, cuando la Policía de la Provincia puso a disposición de la gente sin vivienda lugares para pasar la noche y centros de recolección de ropa o frazadas para combatir al frío.
Las personas que llegan se encuentran con un espacio cálido y seco para pasar la noche, una cama, frazadas, una ducha y una bebida caliente.
Además, cada vez que ingresa alguien, tiene que pasar por la revisión médica de la salita de Castañares para detectar y prevenir enfermedades.
Desde la Policía de la Provincia agradecieron la colaboración de las iglesias del barrio, la escuela y otras organizaciones con las que conformaron la denominada Red Zona Norte.

Entregan ropa y zapatillas

En la subcomisaría de Castañares funciona, además del Operativo Abrigo, un ropero comunitario y solidario, que ofrece ayuda a las familias necesitadas durante todo el año.
El ropero comenzó siendo un lugar de recepción de ropa de abrigo y de cama para las personas que se alojaban durante la noche en la dependencia policial.
Sin embargo, las necesidades comenzaron a incrementarse, y ahora reciben y entregan ropa o calzado para niños, mujeres y hombres de toda la zona norte.
Desde la institución dijeron que seguirán distribuyendo prendas durante la primavera. Necesitan, especialmente, zapatillas en buen estado para los niños.
La sargento López es la encargada del ropero y los interesados en colaborar o hacer una consulta pueden llamar al 0387 4253402.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia