Por Patricia García Gilabert
La macrobiótica en realidad es una filosofía de vida y alimentación, que se presenta como el camino ideal para obtener el equilibrio físico, emocional y espiritual.
Nació a principios de siglo XX en Japón y pretende aliviar un buen número de dolencias a través de la nutrición. Es como si se practicara una medicina preventiva, lo que es mejor, una sana y armónica forma de vida. Para la macrobiótica muchos de los problemas de salud que padecemos tienen su origen en la mala asimilación de los alimentos. La dieta macrobiótica es básicamente vegetariana, aunque lo tolera todo en su justa medida. Su filosofía de base es el principio oriental de yin y yang, es decir el equilibrio de fuerzas opuestas y complementarias, las cuales deben convivir en armonía.
Los alimentos se clasifican en yin y yang y deben combinarse sabiamente para que no se produzcan carencias ni excesos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora