A pocas horas de su inicio astronómico, el otoño 2016 promete mantener las características normales de la estación: nubosidad y humedad relativa del ambiente.
Un viento del sudeste traerá aparejadas temperaturas que entre hoy y mañana promediarán los 25 grados. El sol no abandonará el cielo salteño, aunque las nubes serán las protagonistas.
Entre el miércoles y el domingo próximo el termómetro oscilará entre los 21 y 22 grados, sin precipitaciones previstas. El período de lluvias (que se inició a finales de octubre) cerrará a mediados de abril con un promedio de 25 milímetros.
Pasó el verano y con él las altas temperaturas. Las jornadas con clima templado acompañarán gran parte del período, que se extiende hasta fines de mayo, cuando el clima comenzará a ser más invernal.
Pocos saben que entre el inicio astronómico y el meteorológico de una estación existen días de diferencia. En el caso de la otoñal la distancia fue de aproximadamente diez días.
Las mínimas
Las mínimas previstas para los próximos días rondarán entre los 12 y 14 grados.
"El otoño varía según la región y en Salta se caracteriza por la nubosidad y humedad. No creo que tengamos una estación con mucho frío, aunque no quita que a fines de mayo puedan existir jornadas con descenso de la temperatura", dijo a El Tribuno el meteorólogo Ignacio Nieva.
Considerada como una etapa de transición entre el verano y el invierno, el otoño salteño tiene particularidades que se ven potenciadas por la cercanía con Ecuador: no existen diferencias climatológicas marcadas. Es distinto lo que pasa en otros lugares, en los que las estaciones son fuertemente separadas, como en el sur del país.
"En Salta no sabés lo que te vas a poner en otoño porque a la mañana puede estar fresco y al mediodía hacer calor", coincidieron algunos al ser consultados sobre el inicio de la estación.
Efecto Niño
Para los especialistas, la disminución del efecto del Niño (calentamiento de la superficie del océano Pacífico) permitirá que el otoño responda a lo habitual de la época.
El Niño es un fenómeno que puede provocar una alteración atmosférica y la modificación de la dirección de los vientos. Durante el 2015 hubo un notable aumento de las temperaturas en cada una de las estaciones y el otoño no fue la excepción.

otoño1.jpg

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora