*

El padre Rosa utilizó a la Iglesia para hacer dinero y ocultar su perversidad sexual, dijo una de las religiosas
Hoy prestaron declaración ante la fiscal Luján Sodero Calvet, dos de las religiosas que denunciaron al sacerdote, Agustín Rosa Torino, por supuestos casos de abuso sexual. Las declaraciones fueron de un alto contenido y graficaron una situación que no solo tiene que ver con el abuso sexual sino también con el de autoridad y el manejo de dinero, expresó una de las religiosas.
"El padre Rosa utilizó la Iglesia para hacer dinero y ocultar su perversidad sexual", declaró la monja Valeria Zarsa a El Tribuno luego de salir del despacho de la fiscal. En los próximos días Sodero Calvet convocará a más testigos para que presten declaración. Tampoco se descarta que en el transcurso de los días se produzca la detención del sacerdote Agustín Rosa Torino, quien se encuentra en una casona ubicada en Finca La Cruz, propiedad de la iglesia de la Santa Cruz.

Embed


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...