El sumo pontífice de la Iglesia Católica dedicará la misa del viernes santo a los refugiados, los perseguidos y a las familias, informó el Vaticano en su portal web en español. Francisco meditará acerca de estos temas durante de via crucis que se realiza para evocar el calvario que vivió Jesús camino a la cruz.
La eucaristía tendrá lugar en las inmediaciones del Coliseo (centro) de Roma, desde donde seguirá las 14 estaciones del rosario, cuyos temas fueron escogidos este año por el Cardenal Gualtiero Bassetti, Arzobispo de Perugia (Italia).
Los textos de la homilía llevan por título: Dios es Misericordia, en referencia al Jubileo de la Misericordia convocado por el Papa y que culmina en noviembre próximo.
"En este Jubileo Extraordinario, el Vía Crucis del Viernes Santo nos atrae con una fuerza particular, la de la misericordia del Padre Celeste, que quiere derramar sobre todos nosotros su Espíritu de gracia y de consuelo", explica la introducción a las meditaciones.
"La misericordia es el canal de la gracia de Dios que llega a todos los hombres y mujeres de hoy. Hombres y mujeres a menudo perdidos y confundidos, materialistas e idólatras, pobres y solos. Miembros de una sociedad que parece haber desterrado el pecado y la verdad", continúa el texto.
El líder católico reflexionará sobre el miedo de perseguir y a ser perseguido, "nadie puede sentirse excluido. La muchedumbre y Pilato, en efecto, están dominados por una sensación interior que acomuna a todos los hombres: el miedo. El miedo a perder las propias seguridades, los propios bienes, la propia vida. Pero Jesús señala otro camino', reza el texto de meditaciones respecto a este tema.
Para la Tercera estación (Jesús cae con la cruz por primera vez) Francisco meditará acerca del sufrimiento del hombre a causa de las tribulaciones impuestas por otro.
"El sufrimiento para el hombre es a veces un absurdo, incomprensible para la mente, presagio de muerte. Hay sufrimientos que parecen negar el amor de Dios. ¿Dónde está Dios en los campos de exterminio? ¿Dónde está Dios en las minas y en las fábricas donde trabajan los niños como esclavos? ¿Dónde está Dios en las pateras que se hunden en el Mediterráneo?", refiere el documento.
Este jueves el Papa acudió a un centro donde residen unos 900 refugiados para realizar el tradicional lavatorio de pies del Jueves Santo, en un centro de refugiados en las inmediaciones de Roma, donde lavó y besó los pies de 11 desplazados musulmanes, ortodoxos, hindúes y católicos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia