"La iglesia no los abandona", clamó Francisco, particularmente sensible al tema por ser hijo de inmigrantes italianos, durante el tradicional ángelus del domingo pronunciado desde la ventana del palacio apostólico en el Vaticano.
"Les confieso que la profecía del pueblo en camino la he comparado también con las imágenes de los prófugos en marcha por las calles de Europa, una realidad dramática de nuestros tiempos", reconoció el Pontífice.
Durante la misa, con los prelados vestidos con trajes litúrgicos verdes, el papa Francisco instó a los miembros de la Iglesia a no caer en la tentación de "pasar de largo" ante los problemas reales y dolores que padece el mundo de hoy.
La invitación del Papa fue lanzada en una misa solemne concelebrada con los 270 padres sinodales que la noche del sábado votaron y entregaron el informe final del sínodo, aprobado por amplia mayoría tras tres semanas de deliberaciones sobre los desafíos de la familia moderna.
"Cuando el grito de la humanidad, como el de Bartimeo, se repite aún más fuerte, no hay otra respuesta que hacer nuestras las palabras de Jesús y sobre todo imitar su corazón. Las situaciones de miseria y de conflicto son para Dios ocasiones de misericordia. Hoy es tiempo de misericordia", agregó.
El Pontífice invitó también a los obispos y cardenales de todo el mundo que debatieron agriamente a no caer en otra tentación, que llamó "espiritualidad del espejismo", dijo.
"Podemos caminar a través de los desiertos de la humanidad sin ver lo que realmente es, sino lo que a nosotros nos gustaría ver; somos capaces de construir visiones del mundo, pero no aceptamos lo que el Señor pone delante de nuestros ojos. Una fe que no sabe radicarse en la vida de la gente permanece árida y, en lugar oasis, crea otros desiertos", aseguró.
El llamado del Papa llega después de las aperturas aprobadas por el sínodo de "integrar" a los divorciados vueltos a casar civilmente en la Iglesia y de autorizarlos a acceder tras un examen de conciencia y sólo en algunos casos a la comunión.
"Hay una segunda tentación, la de caer en una 'fe de mapa'. Podemos caminar con el pueblo de Dios, pero tenemos nuestra hoja de ruta, donde entra todo: sabemos dónde ir y cuánto tiempo se tarda; todos deben respetar nuestro ritmo y cualquier inconveniente nos molesta", advirtió.
Francisco: "Hay una segunda tentación, la de caer en una fe de mapa".
Se trata de un mensaje dirigido a un buen grupo de cardenales conservadores, muy rigurosos con la doctrina, que se niegan a cambiar, sobre todo con respecto a la situación de los divorciados que se vuelven a casar y a los homosexuales, los cuales usaron todo tipo de argumentos para atacar las reformas que propone Francisco.
Tres puntos aprobados pero con menos consenso se refieren a la propuesta de autorizar los sacramentos a los divorciados que se vuelven a casar, un fenómeno que ha aumentado en numerosos países y que ha distanciado a numerosas familias de la Iglesia.
Apoyo para reformas importantes
El papa Francisco logró el apoyo de los obispos de todo el mundo a la acogida de una parte de los divorciados que se vuelven a casar, un punto tímido pero a la vez importante a favor de la reforma de la Iglesia. La línea de Francisco de apertura hacia todo tipo de familias, tanto aquellas formadas por divorciados que se vuelven a casar, como por parejas que conviven o casadas por lo civil, fue aprobada por el sínodo de obispos que se clausuró ayer con una misa solemne en el Vaticano. Aún si para algunos observadores resulta una apertura modesta, para otros se trata de un primer punto a favor, de una victoria, en la batalla por las reformas que encabeza el papa argentino, que el año pasado no fue aprobada. Al término de tres semanas de intensos y agrios debates los obispos aprobaron por un solo voto a favor "la integración", sin jamás hablar de dar comunión, de los divorciados que se vuelven a casar y evaluar "caso por caso" su situación para poder acceder a los sacramentos tras someterse a un período de reflexión con los obispos. El documento abre las puertas a que los católicos que fracasaron en sus matrimonios puedan comulgar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora