Como habían anunciado, el papa Francisco estrenó hoy su cuenta de Instagram bajo el nombre Franciscus, y lo hizo con una imagen en la que se lo ve rezando, junto a un pedido en nueve idiomas: 'Recen por mí'.
La cuenta papal, como ocurrió con la de Twitter, tuvo un éxito inmediato. A los cinco minutos de postear su primera foto, ya había alcanzado los 15 mil seguidores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia