El papa Francisco lamentó hoy la exclusión de las poblaciones indígenas y llamó a pedirles perdón, en una misa ante millares de fieles en el empobrecido sur de México, donde llegó a hablar en una de las lenguas autóctonas de la región. "Muchas veces, de modo sistemático y estructural, sus pueblos (indígenas) han sido incomprendidos y excluidos de la sociedad. Algunos han considerado inferiores sus valores, su cultura y sus tradiciones (...) ¡Qué tristeza! Qué bien nos haría a todos hacer un examen de conciencia y aprender a decir: ¡Perdón!', manifestó el pontífice en la misa en San Cristóbal de las Casas.
La homilía en la pintoresca localidad montañosa fue oficiada en lenguas indígenas tzeltal, tzotzil y chol, y marcó formalmente la admisión de las lenguas autóctonas para oficiar misas católicas. El papa llegó a citar en su homilía el Popol Vuh, que narra la mítica cosmovisión maya.
La misa, cargada de música y oficiada ante una multitud envuelta en los típicos abrigos coloridos de la región, tuvo un momento de gran emoción cuando un sacerdote indígena lloró al orar por el papa en lengua tzotzil. "Queremos escuchar a Dios y hablarle en nuestro propio idioma", agradeció un representante indígena al papa, al que ellos llaman 'jTatik'.
Es importante la apertura de la iglesia a las lenguas autóctonas, dijo a AFP Bernardo Barranco, un especialista mexicano en religión. "En lugar de que los indígenas tengan que adoptar a la iglesia, la iglesia adopta la cultura indígena", agregó.
Familias de indígenas tojolabales y zoques entregaron durante la misa las ofrendas de pan y vino, una ceremonia proyectada en pantallas gigantes que eran vistas por cientos de personas desde las azoteas aledañas. El estado de Chiapas, donde está San Cristóbal de las Casas, es uno de los más indígenas y pobres de México. También el menos católico del país.
Así, la admisión de las lenguas autóctonas es "de tremendo significado porque son los indígenas de Chiapas los que más han abandonado el catolicismo en México", explicó Andrew Chesnut, profesor de estudios religiosos de la Universida de Virginia Commonwealth.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora