El Papa Francisco ha pedido a la comunidad internacional la abolición de la pena de muerte: "El mandamiento 'no matarás' es un mandamiento absoluto que protege tanto al inocente como al culpable", ha reivindicado.
Además, señaló el Jubileo de la Misericordia que celebra la Iglesia Católica a iniciativa suya como "una oportunidad para promover en el mundo formas más maduras de respeto de la vida y de la dignidad de todas las personas" y ha pedido a los políticos "que se llegue a un consenso internacional para abolir la pena de muerte y que ninguna condena sea ejecutada durante el año santo".
Francisco dijo estas palabras tras el rezo del Angelus dominical, en referencia a la próxima celebración esta semana de un congreso internacional que tendrá lugar en Roma bajo el título "Por un mundo sin pena de muerte".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora