A bordo del avión en el que viajó hoy a Polonia, que aterrizó cerca de las 16.00 (hora local), el papa Francisco afirmó que "todas las religiones quieren la paz" y criticó que "otros quieren la guerra".
"No tenemos miedo de decir esta verdad: el mundo está en guerra, porque ha perdido la paz", aseguró el Pontífice a los periodistas que lo acompañaron en el avión papal hacia Polonia, entre ellos un enviado de Télam, donde participará de la XXXI Jornada Mundial de la Juventud hasta el próximo domingo 31.
"Cuando hablo de guerra hablo de guerra en serio, no de guerra de religiones. Guerra de intereses, guerra por el dinero, por los recursos de la naturaleza, por el dominio de los pueblos. Estos son los motivos. Todas las religiones quieren la paz, las guerras las quieren otros", aseveró.
"Decimos hace tiempo que el mundo está en una guerra en partes. Después de la del 14, de la del 45, ahora ésta, que quizás no es tan orgánica, pero sí organizada", sostuvo tras lamentar el asesinato ayer en Francia de un sacerdote en un ataque reivindicado por Estado Islámico.
En esa línea, el Pontífice destacó el llamado que recibió del presidente francés Francois Hollande para transmitirle su pesar por el asesinato del sacerdote en una Iglesia de Normandía y le agradeció "como un hermano".
De todas formas, Francisco se mostró esperanzado de cara al encuentro que tendrá hasta el domingo con los más de 350.000 jóvenes que lo esperan en Cracovia y aseguró que "la juventud siempre trae esperanza".
"Esperemos que los jóvenes digan alguna cosa que traiga esperanza en este momento", deseó en la previa del evento para el que hay también cerca de 4.000 argentinos anotados.
El Papa llegó este miércoles al aeropuerto Juan Pablo de Cracovia, Polonia, para participar de la XXXI Jornada Mundial de la Juventud que comenzó ayer y visitar el campo de exterminio nazi de Auschwitz el próximo viernes.

craco.jpg

En su decimoquinto viaje como Pontífice, Francisco se quedará en la tierra de Juan Pablo II hasta el domingo 31, cuando con una misa que se espera multitudinaria cerrará el encuentro para el que hay más de 350.000 jóvenes de todo el mundo inscriptos, y anunciará el lugar de la edición de 2019.
Antes de salir desde el Vaticano hacia el Aeropuerto, Francisco rezó varios minutos frente a la tumba del papa polaco en la Basílica de San Pedro y saludó a un grupo de 15 jóvenes migrantes en la residencia de Santa Marta, informó su vocero Federico Lombardi.
De hecho, se espera que el recuerdo de Wojtila, muy presente en su Polonia natal, y la crisis migratoria que afrontan Polonia y Europa sean ejes de sus discursos.
Al llegar, el Pontífice fue recibido en una ceremonia "oficial pero informal" por el presidente Andrzej Duda y luego mantendrá un encuentro con las autoridades locales en el Complejo de Wawel, antes de reunirse con obispos polacos a puertas cerradas.
Según aseguró Lombardi a Télam, se espera que hacia las 21 locales, después de cenar, Francisco salude a los peregrinos que se acerquen a verlo desde la ventana del Arzobispado de Cracovia, donde dormirá las cuatro noches de su estadía.
"Queridos jóvenes, permanezcamos unidos en la oración para que esta JMJ sea rica en frutos espirituales. ¡Nos vemos mañana!", adelantó ayer vía Twitter Francisco a los participantes.

    ¿Qué te pareció esta noticia?

    Sección Editorial

    Comentá esta noticia

    
    Mirtha Abalos
    Mirtha Abalos · Hace 2 meses

    La sociedad," estará en guerra" , mientras la humanidad no cultive la paz en sus corazones .A esto tenemos que apostar para terminar con la subversión de los valores. Que Dios fortalezca al PAPA para seguir iluminando con sus mensajes y ejemplificando con sus acciones. Mirtha

    Se está leyendo ahora