El papa Francisco expresó este domingo su 'cercanía' a las víctimas del ataque en un centro comercial de Múnich, en Alemania, que el pasado viernes dejó un saldo de nueve muertos.
"Su Santidad participa del dolor de los supervivientes y expresa su cercanía en el sufrimiento", expresó el Pontífice este domingo en un telegrama enviado, a través del secretario de Estado Pietro Parolin, al Arzobispo de Múnich y Frisinga, el Cardenal Reinhard Marx.
En el telegrama, Parolin señaló que el Obispo de Roma "recibió con consternación las noticias del terrible hecho de violencia sucedido en Múnich, en el que varias personas, sobre todo jóvenes, encontraron la muerte y otras tantas fueron gravemente heridas".
Además, "confía en la oración a los difuntos a la misericordia de Dios" y "manifiesta su profunda participación a todos aquellos que han sido golpeados por este atentado, y agradece a las fuerzas de socorro y del orden su trabajo atento y generoso".
"El Papa Francisco pide a Cristo, el Señor de la vida, que donde a todos el consuelo y les imparte la Bendición Apostólica como signo de esperanza", agrega la misiva firmada por el cardenal italiano.
Luego, tras recitar el tradicional Angelus en Plaza San Pedro, el Papa se refirió este mediodía a las 'tristes noticias' por los 'deplorables actos de terrorismo y violencia', en alusión al ataque de Munich y aun atentado terrorista en Kabul, Afganistán.
'Estoy cerca de los familiares de las víctimas y de los heridos. Los invito a unirse a mi oración, para que el Señor inspire a todos para lograr el bien y la fraternidad', aseguró desde la ventana del Palacio Apostólico.
'Cuanto más insuperables parecen las dificultades y oscuras las perspectivas de paz y seguridad, aún más insistente debe nuestra oración', agregó el Pontífice.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora