'Quisiera recordar a los cinco hombres y dos mujeres de nacionalidad china que murieron hace dos años en un incendio en la zona industrial de Prato, que vivían y dormían en la misma habitación en que trabajaban, en un espacio pequeño', aseveró el Santo padre en la Catedral de Prato, donde arribó este martes en helicóptero para una visita que también incluye Florencia.
'Es una tragedia la explotación del trabajo humano y sus condiciones de vida. La vida de cada comunidad requiere que luchemos hasta el final contra el cáncer de la corrupción, el cáncer de la explotación del trabajo humano, el veneno de la ilegalidad', prosiguió Francisco.
'Vamos, no se cansen de luchar por la verdad y la justicia', pidió el Santo padre ante unas 30 mil personas, en una ciudad que lucía un fuerte operativo de seguridad para el paso del Sumo Pontífice en papamóvil por sus calles.
'El carácter sagrado de todo ser humano exige el respeto de todos, sentirse bienvenido y un trabajo decente. La vida de toda comunidad requiere que luchamos hasta el final contra el cáncer de la corrupción y contra el veneno de la ilegalidad dentro de nosotros y con los demás., Hay que alentar a todos, especialmente a vosotros, jóvenes, nunca ceder ante el pesimismo y la resignación', pidió Francisco, 29 años después de la última visita papal a la ciudad toscana.
'No se puede construir nada bueno en parcelas de mentira y falta de transparencia; elegir la verdad no siempre es fácil, sin embargo, es una decisión vital, que debe marcar profundamente la existencia. de todos y también de la sociedad, para ser más justos y honestos', prosiguió el Obispo de Roma durante su discurso de 20 minutos.
La visita del Santo padre por la toscana incluye también un paso por Florencia, donde esta tarde dará la Misa en el Estadio Comunal Artemio Franchi, antes de regresar en la noche a Roma nuevamente en helicóptero.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora