El Papa Francisco volvió a mostrar una postura progresista frente a los sectores más conservadores de la Iglesia Católica. Se refirió a la homosexualidad e instó a los fieles a no marginarlos.
En un avance del libro que lleva por título "El nombre de Dios es misericordia", escrito por el vaticanista Andrea Tornielli, se conocieron a través de los medios italianos algunas frases del Santo Ponífice en relación a la homosexualidad.
El Papa recuerda sus palabras pronunciadas en el vuelo de regreso de Brasil a Roma en 2013 cuando dijo: "Si una persona es gay, busca el señor y tiene buena voluntad ¿quién soy yo para juzgarle?".
"Parafraseé entonces de memoria el Catecismo de la Iglesia Católica, donde se explica que estas personas deben ser tratadas con delicadeza y no deben ser marginadas", apunta.
Francisco apuntó a revalorizar a la persona por sobre sus elecciones en cuanto a la sexualidad. Consideró que "sobre todo me gusta que se hable de 'personas homosexuales', porque primero está la persona, con su dignidad. La persona no es solo definida por su tendencia sexual: No olvidemos que somos todos criaturas amadas por Dios, destinatarias de su infinito amor".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...