El papa Francisco firmó el decreto que reconoce el milagro que permitirá la beatificación a fin de año de la argentina María Antonia de Paz y Figueroa, más conocida como Mamá Antula. La santiagueña será declarada beata por su intercesión en un milagro que sanó a una religiosa, que sin antibióticos, no podría haberse repuesto en el 1900.
Según informó hoy el Vaticano, el Sumo Pontífice firmó el decreto correspondiente ayer por la tarde, en una reunión con el cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para la Causa de lo Santos, en la que lo autorizó a promulgar diversos decretos. Una junta médica del Vaticano reconoció el milagro en febrero porque no tiene explicación para la ciencia y fue la sanación completa de una religiosa de las Hijas del Divino Salvador, congregación fundada por María Antonia.
La postuladora en Roma de la causa, Silvia Correale, y su vicepostulador, en la Argentina, monseñor Santiago Olivera, dijeron a un matutino argentino que prevén que la ceremonia de beatificación de Mamá Antula tendrá lugar antes de fin de año en Santiago del Estero, y será presidida por el cardenal Amato. El arzobispo de Buenos Aires, monseñor Mario Poli, en una misa la había definido como una "mujer alegre en la fe y de pies ágiles", por todas las rutas que recorrió a pie para expandir el cristianismo.
Con motivo de la aprobación en Roma del proceso y próxima beatificación de Mamá Antula, el obispo de Santiago del Estero, monseñor Vicente Bokalic, envió un mensaje de esperanza a los santiagueños a medidados de febrero. "Este es un regalo de Dios y un regalo del Santo Padre para nuestro pueblo sencillo de Santiago del Estero por su humildad, su mansedumbre, su tenacidad en medio de tantas situaciones adversas", sostuvo el prelado.
"El espíritu gigantesco de Mama Antula -dijo en su mensaje monseñor Bokalic- la llevó a recorrer siempre a pie gran parte de la patria, comenzando por las provincias de nuestro noroeste argentino, integrando en Cristo a los pueblos originarios (hablaba el quechua), los gauchos, los negros y los sectores más humildes de la sociedad. Ante el ferviente deseo de la mayor gloria de Dios y el bien de las almas venció toda dificultad con la firmeza de su carácter, la intrepidez de una santa y el valor de una mártir", dijo el prelado.

Vida de Mamá Antula

María Antonia nació en 1730 en Silipica, Santiago del Estero, en una familia de raigambre, y educada por los jesuitas, se consagró a Dios a temprana edad como "beata" que era lo que se utilizaba en la época.
Luego de un intenso peregrinar y de levantar la bandera de los jesuitas que habían sido expulsados de Sudamérica, y mientras predicaba y hacía realizar los ejercicios espirituales del fundador jesuita, San Ignacio de Loyola, logró construir el edificio de la avenida Independencia y 9 de Julio.
Conocido como la santa Casa de Ejercicios Espirituales, es patrimonio de la ciudad de Buenos Aires y se estima que al fallecimiento de Mamá Antula (nombre que le habían dado los aborígenes) el 7 de marzo de 1799, habían estado en predicación unas 70.000 personas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 9 meses

Es una lástima, que Ceferino Namuncurá haya estado ligado a los Salesianos, en vez de a los Jesuitas.


Se está leyendo ahora