El papa Francisco se reunirá mañana viernes en Cuba con el patricarca Kirill de Moscú, primera reunión de la historia entre los dos líderes religiosos. En La Habana será la primera reunión entre los jefes de estas dos iglesias y se considera como un primer paso para una posible visita de un pontífice a Rusia.
"El cónclave se realizará en Cuba, donde el Papa hará escala antes de su viaje a México, y donde el patriarca estará en visita oficial", anunció a la prensa el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi.
"Este encuentro de los primados de la Iglesia Católica y de la Iglesia Ortodoxa Rusa, preparado desde hace tiempo, será el primero en la historia y marcará una etapa importante en las relaciones entre las dos iglesias", precisó el Vaticano en un comunicado conjunto de la Santa Sede y el patriarcado de Moscú. El pontífice y el líder de la iglesia ortodoxa rusa tendrán "un coloquio personal en el aeropuerto internacional José Martí de La Habana", el cual "concluirá con la firma de una declaración común", precisó Lombardi.
Desde el año 1054, fecha de las excomuniones mutuas y el mayor cisma de la cristiandad, ningún pontífice o patriarca de Moscú -las dos iglesias cristianas más importantes del mundo- se habían encontrado.
En el Palacio Nacional
El Papa será el primer pontífice en visitar el Palacio Nacional de México y esto tendrá lugar el sábado, en otro hecho histórico a 24 años del restablecimiento de relaciones entre la Santa Sede y México. El embajador de México ante la Santa Sede, Mariano Palacios Alcócer, destacó la importancia de esta visita al Palacio Nacional en una reciente entrevista con ACI Prensa, donde recordó que un hecho así no se dio en las seis anteriores visitas de un Papa: cinco de San Juan Pablo II y una de Benedicto XVI.
México y la Santa Sede restablecieron relaciones diplomáticas en 1992, luego de más de cien años de confrontaciones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora