Barack Obama es el primer presidente de Estados Unidos que cede su puesto entre las dos figuras más influyentes del mundo, según Forbes, que colocó a Vladimir Putin y Angela Merkel a la cabeza y al papa Francisco en cuarto lugar.
La revista publicó su 70 edición del ranking anual solo unas semanas después de que el presidente de Rusia iniciara los bombardeos aéreos en Siria y recibiera en Moscú a su homólogo sirio, Bashar al Assad.
"Cuando Obama empieza el último año de su presidencia, es claro que su influencia se hunde, y ahora es más difícil que nunca lograr que las cosas se hagan", escribió Forbes.
La intervención de Putin en Siria ha reforzado su influencia a nivel global luego de meses de aislamiento tras la crisis en Ucrania. "Putin sigue probando que es uno de los poco hombres del mundo suficientemente poderoso para hacer lo que quiere, y salir intacto", opinó la publicación.
Pese a las sanciones internacionales impuestas a Moscú después de la anexión de Crimea y por el conflicto en Ucrania, Putin ha logrado que Estados Unidos y la OTAN luzcan débiles y ayudó a reconstruir la influencia de Rusia, añadió la revista.
La canciller de Alemania, Angela Merkel, subió tres casillas y desplazó a Obama, quien el año pasado era la segunda figura más influyente.
"Merkel es la columna vertebral de los 28 miembros de la Unión Europea, y sus decisivas acciones al gestionar el problema de los refugiados sirios y la crisis financiera de Grecia la ayudó a subir en el listado", dice el informe.
Entre los latinoamericanos, el Papa argentino se ubicó en cuarto lugar, lejos por mucho de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff (37), y su homólogo de México, Enrique Peña Nieto (52).
El mandatario chino, Xi Jinping, quedó quinto, cayendo dos puestos respecto al ranking de 2014.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora