El papa Francisco, durante un discurso ofrecido ayer tras el rezo del ángelus dominical volvió a solicitar la abolición en todo el mundo la pena de muerte, afirmando que el mandamiento "no matarás" es absoluto e igual de válido para los culpables como para los inocentes.
Usando algunas de sus palabras más duras contra la pena capital, también llamó a los políticos católicos de todo el mundo a hacer "un gesto valiente y ejemplar" y que busquen suspender cualquier ejecución durante el actual Jubileo de la Misericordia de la Iglesia Católica Apostólica Romana, que termina en noviembre.
"Llamo a las conciencias de aquellos que gobiernan para que alcance un consenso internacional para abolir la pena de muerte", dijo el Papa.
"El mandamiento no matarás tiene valor absoluto y se aplica tanto a los inocentes como a los culpables", declaró el Sumo Pontífice ante la multitud.
La Iglesia Católica permitió durante siglos la pena capital en casos extremos, pero su posición comenzó a cambiar bajo el liderazgo del papa Juan Pablo II, quien falleció en 2005.
Además, el Santo Padre agregó: "Hay una creciente oposición a la pena de muerte incluso para la defensa legítima de la sociedad", dado que existen medios modernos para reprimir eficientemente el crimen sin negar la posibilidad de rehabilitación a quienes los cometan.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


gio vergara
gio vergara · Hace 9 meses

Ya empezó a meter la pata demostrando que es un argentino mas...

Osvaldo Federico
Osvaldo Federico · Hace 9 meses

Es uno de los comentarios mas inteligente que vi en mi vida


Se está leyendo ahora