El asentamiento de Madre Vieja, en General Güemes, fue un particular escenario de actividades por el Bicentenario de la Independencia. Los chicos del colegio secundario 5191 prepararon el acto en ese barrio del que participaron los niños del nivel inicial, además de la intendenta Alejandra Fernández y parte de su gabinete municipal.
El colegio funciona con tres aulas satélite y utiliza las instalaciones de la escuela rural Macacha Güemes, ubicada sobre la ruta provincial 10, frente al asentamiento. Las otras dos aulas son vespertinas y funcionan en las escuelas rurales de Ojo de Agua y Saladillo, con un total con 106 alumnos de familias rurales.
La importancia de este proyecto elaborado por la directora de la institución anfitriona, Silvia Valle, es que por primera vez el paraje de Madre Vieja vivió una instancia de este tipo. "El proyecto se denomina Reviviendo aquellos tiempos independentistas. Lo trabajamos en junio a pulmón", dijo. Además se hizo un desfile con alumnos, docentes y escuelas rurales cercanas invitadas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora