La medida de fuerza adoptada por empleados de Gasnor hace más de una semana causa preocupación en instaladores particulares y empresas contratistas de gas. La falta de atención del personal de la concesionaria del servicio atrasó tanto el inicio como la continuidad de varias obras a cargo del sector.
Más de 250 familias serían las afectadas por la situación que, al parecer, se extendería por una semana más.
"Gasnor nunca pierde, los que perdemos somos nosotros porque no podemos avanzar con nuestros trabajos y, por ende, cobrarlos. Vivimos de esto y necesitamos la plata", expresó a El Tribuno Cecilia Gamez, una de las perjudicadas por el conflicto.
"Cuando le pedimos a la empresa que nos brinde una solución, nos contestaron que no nos inmiscuyamos en un conflicto interno. Lo único que queremos es seguir con nuestro trabajo", aseguró la mujer.
Desde la presentación de documentos específicos para las conexiones hasta la fiscalización de los inspectores, las labores correspondientes a Gasnor se encuentran interrumpidas hasta nuevo aviso.
Se estima que desde hoy y durante los próximos días se llevarían a cabo reuniones con representantes sindicales de Salta, Tucumán, Jujuy y Santiago del Estero. La medida de fuerza es extensiva hacia las tres provincias.

La espera

Sin una entidad que nuclee a los instaladores y pequeñas empresas de instalación en Salta, muchos de ellos esperan que el conflicto se solucione lo antes posible.
En este sentido se adelantó que en el transcurso de la semana se presentará una nota al Enargas (Ente Nacional Regulador del Gas) para que medie por una respuesta a su pedido.
Según lo expresado por los trabajadores independientes, las pérdidas rondarían como mínimo los cinco mil pesos semanales.
Sueldos bajos. Según empleados de Gasnor, ellos perciben los sueldos más bajos de la región.
"Por semana hacemos por lo menos un trabajo pequeño, que en general tiene de beneficio alrededor de cinco mil pesos, pero existen empresas que tienen personal a cargo y las pérdidas son aún mayores", explicaron. En el caso de las tareas realizadas en conexiones de redes, los montos oscilarían los 150 mil pesos entre materiales, mano de obra y ganancias.
Si bien el conflicto de los empleados de Gasnor data de hace varios años, sería la primera vez que el paro de actividades se extiende por más de una semana.
El reclamo de los trabajadores está centrado en la actualización salarial, según los ingresos que registra la empresa, y en este sentido tanto de tarifas de gas como lo correspondiente a las estaciones de servicio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Anonimo Anonimo II
Anonimo Anonimo II · Hace 3 meses

¡Que se caguen por vivos!


Se está leyendo ahora