Anunciado en 2014 como el nuevo pulmón verde de la zona sudeste de la ciudad, el Parque de la Familia se hace esperar.
La finalización del proyecto, financiado entre la Provincia y el Estado nacional a través del Programa de Mejoramiento de los Barrios (ProMeBa), estaba previsto para mediados de este año, pero según confirmó a El Tribuno el secretario de Financiamiento de la Provincia, Ignacio Racioppi, la obra se demoró en parte por las intensas lluvias del verano y en parte por la paralización del envío de fondos desde la Nación, que hubo a principios de año, a partir del cambio de Gobierno, pero que se fueron regularizando de a poco, aclaró el funcionario. 23 millones de pesos es la cifra que costará la construcción del Parque de la Familia, en el sudeste de la ciudad, según estimaciones del Gobierno.
A pesar de que la idea original no lo contemplaba, por seguridad y para evitar el vandalismo, se prevé cercar el parque. "Son los propios vecinos de la zona los que lo pidieron", aseguró Racioppi, quien agregó que es la Provincia la que se hará cargo del cerramiento.
El secretario de Financiamiento estimó que el costo total de la obra rondará los 23 millones de pesos. De ese monto, cerca de 13 millones de pesos serán abonados por el Estado nacional y el resto por la Provincia. Desde el Gobierno afirmaron que el proyecto está completado en un 83% y que las tres primeras plazas de las siete que conforman el predio se inaugurarán antes de fin de año. Se trata de las plazas que colindan con la avenida Santos Discépolo, donde un pórtico que cruza la calle marca la entrada al parque: la Plaza de las Banderas, un espacio para actos y ceremonias; el paseo de productores artesanales, que cuenta con un patio de comidas y un espacio de recreación con juegos infantiles y una cancha de fútbol.
83% de la obra está finalizada, aseguró el secretario de Financiamiento, Ignacio Racioppi.

El avance de las obras Tras un relevamiento de la zona se pudo constatar que las obras avanzan día a día (El Tribuno contó cuatro cuadrillas de obreros trabajando en el lugar). En las plazas que serán inauguradas primero, las estructuras están casi listas, aunque no se ven avances en lo que respecta a la cerca, lo que genera dudas a partir de las afirmaciones oficiales que indican que no se inaugurará nada hasta que no esté cercado.
Hacia el este del parque se extiende un canal que funciona como eje de las cuatro plazas restantes, que presentan diferentes estados de finalización.
Primero se encuentra el sector deportivo, conformado por estaciones saludables, una cancha de fútbol, mesas de ping pong y tiro al blanco y un skate park, este último de las primeras estructuras en ser construídas.
Las estaciones saludables están instaladas y las estructuras tanto de las mesas de tenis de mesa como de la cancha de fútbol están casi finalizadas, aunque se está trabajando en detalles como las tribunas, en este último caso.
El skate park, por su parte, está listo y operativo. Según Antonia, una vecina del lugar, todas las tardes, decenas de chicos se acercan a patinar y los fines de semana está repleto.
Justamente, Racioppi comentó que se está planeando en esta zona una jornada de actividades con los vecinos para el próximo 29 de agosto, que incluiría pintar con grafitis la pista de skate como se hizo en la que está en el Bicentenario.
Ya en los dos sectores más alejados del pórtico, destinados, a bebés y niños menores por un lado y a un paseo para la tercera edad por el otro, se observa que todavía falta camino por recorrer. Allí recién se están cementando las pasarelas, construyendo los bancos y marcando las zonas de descanso. Los postes de luz están colocados pero sin focos. Gran parte de este sector muestra solo tierra removida. La razón, aducen desde la Secretaría de Financiamiento, es que el trabajo más complicado en esta parte no está a la vista. Se trata de las conexiones eléctricas y sanitarias subterráneas, que ya están completadas y solo resta completar la instalación de los juegos y las pérgolas que permitirán protegerse del sol en días muy calurosos.
El tema de la sombra es complejo, ya se plantaron árboles en algunas zonas, en tanto que en otras se está esperando la mejor época para plantar. La decisión la deberán tomar el encargado del paisajismo, que se confirmó será Carlos Thays, quien ya diseñó el Parque Bicentenario.
La seguridad es otro punto clave, además del cercamiento del parque, se prevé instalar un sistema de cámaras de video y se pondrán varias garitas policiales en diferentes sectores del parque.
Además del espacio de esparcimiento, el proyecto del Parque de la Familia, cuyo nombre fue elegido por los salteños a través del voto electrónico, tiene una importante impronta social que busca integrar a los vecinos en las actividades del parque.
Vecinos de la zona estarán a cargo de los diversos puestos del patio de comidas. El gobierno los está capacitando en todo lo que tiene que ver con la manipulación de alimentos.
Por su parte, el paseo de los artesanos, con 60 puestos, también tendrá como feriantes a vecinos del barrio.
Una idea ambiciosa que, cuando se finalice, promete mejorar la vida de los vecinos de una de las zonas más olvidadas de la capital.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora