*

El plan anti-Messi que prepara el Madrid
El entrenador del Real Madrid apunta a no cometer los mismos errores que Manuel Pellegrini para que, en el clásico de mañana, Lionel Messi no esté cómodo como lo estuvo cuando jugó contra el Manchester City.
La idea de Ancelotti es poner dos marcas bien definidas para contener a Messi. Marcelo, su marcador natural, y Sergio Ramos, el central que ocupa la zona izquierda desde la que parte y evoluciona Lío hacia el terreno contrario. El trabajo con estos dos jugadores fue específico y el propio entrenador les indicó el camino que deben tomar para frenar a la Pulga. Además de Marcelo y Ramos, Isco y Kross completarán una especie de barrera de contención para impedir que el crack rosarino despliegue todo su arsenal en el derby.
De esta manera, mañana no se verán las continuas corridas de Marcelo incorporándose al ataque, ni tampoco a Isco descolgándose entre las líneas.
El camino está marcado y el objetivo de Ancelotti es que Messi no se arme un festín de ataques como sucedió en el partido contra el City.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...