La Federación Inmobiliaria de la República Argentina (FIRA) y la Cámara Inmobiliaria Salteña (CIS) realizaron un informe sobre el comportamiento de precios de los alquileres relativos en los últimos 6 años. Con este análisis de comportamiento buscan comparar cuál fue el porcentaje de aumento en los precios de los departamentos de uno y dos dormitorios, respecto de otros productos y el salario. El documento evalúa el incremento de precios en el período que va desde el 1 de enero de 2010 hasta el 30 de diciembre de 2015.
Para realizar el informe se tomaron los aumentos de tres índices y los compararon con los aumentos que hubo en el alquiler de un departamento de uno y dos dormitorios. Se utilizaron para este comparativo, el litro de nafta súper, el índice de la Cámara Argentina de la Construcción y el sueldo de un empleado de comercio categoría administrativo C. Según se informó, todos aumentaron más que el precio del alquiler de un inmueble.
"Siempre los alquileres estuvieron por debajo de la actualización salarial. Eso quiere decir que si un empleado alquilaba podría seguir pagando su alquiler sin mayores inconvenientes", aclaró Juan Biella, presidente de la Cámara Inmobiliaria Salteña, a El Tribuno.
"Los valores de los alquileres de unidades residenciales de uno y dos dormitorios en el interior del país, en los últimos 6 años, se incrementaron por debajo de los costos de reposición de las viviendas, y por tanto del valor de las mismas y del nivel de incremento de los salarios", expone el informe.
Según el documento, otros precios de la economía de gran impacto social, como la nafta, sufrieron incrementos superiores. "La merma en la capacidad de pago de los locatarios se debe a aumentos superiores en otros gastos que deben afrontar y principalmente en productos de la canasta básica", agregó el documento de la CIS.
Sin propiedades en alquiler
Con una inflación proyectada que llegará al 30 por ciento, Biella, en diálogo con El Tribuno contó que las actualizaciones que se plasman en los contratos estarán cerca del 28 por ciento.
"Seguimos la misma tendencia de años anteriores de estar por debajo de la curva de la inflación con respecto a la actualización de los alquileres", agregó el empresario.
En estos últimos tres meses, Biella explicó que la demanda de alquileres se encuentra altísima. "Prácticamente hoy no hay propiedades para alquiler. Una de las explicaciones sería que en esta época hay un mayor vencimiento de contratos que durante el resto del año. Si ponés una propiedad en alquiler hoy día, en 48 horas se alquila", expresó el presidente de la CIS. Y agregó: "La mayoría de las empresas no tiene unidades disponibles, ya que la demanda es muy alta".
Para tener una referencia de los precios de alquileres, Biella contestó que varían según la ubicación; pero si tenemos de referencia el macrocentro, los departamentos de un dormitorio (40 m2) están entre 3.500 y 4.000 pesos; los de dos dormitorios (70 m2) están entre 4.500 y 5.500 pesos y los de tres dormitorios arriba de los 5.500 pesos. En todos los casos habría que sumar las expensas.
Los contratos que se van a realizar durante este primer trimestre del año, que va desde enero a marzo, van a estipular un 13% semestral que va a dar aproximadamente un 28% anual. "La idea es que sea menos del 30% de inflación proyectada. En el segundo trimestre, si se mantiene la línea, si baja la inflación proyectada, seguramente bajarán las actualizaciones", expresó Biella.
Según el empresario, en el país hay una ley que viene desde la convertibilidad que perjudica el sector. La ley de convertibilidad vedó la utilización del mecanismo de indexación, este método consistía en el uso de un índice de referencia para que el valor pactado inicialmente se vaya actualizando en forma automática, conforme evolucionaba dicho indicador.
"Le hemos pedido a este gobierno nuevamente que derogue los vestigios de la convertibilidad, así se puede actualizar de acuerdo al índice de precios y no hacerlo con la inflación sino con el índice real. Es por eso que el inquilino termina pagando demás", comentó Biella.
También explicó que, aún 20 años después de la ley se aprobó, lo que tienen que hacer los empresarios es suponer de cuanto va a ser la inflación y se incorpora al contrato. "Una locura", expresó.
En este caso, esta ley representaría un problema para los inquilinos, ya que si todo sale como el Gobierno nacional proyecta, y en 2017 la inflación estará por debajo del 20%, "los inquilinos que celebraron un contrato este año pagarán 10% más a causa de esa ley", finalizó Biella.
infografia alquileres.jpg

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora