En medio del fuego cruzado entre dirigentes de Cambiemos y del kirchnerismo, Cristina Kirchner y Mauricio Macri mantuvieron una conversación telefónica para hablar sobre la ceremonia de traspaso de mando, prevista para el jueves. El presidente electo le comunicó que se mantiene firme en que la ceremonia se complete en la Casa Rosada, pese al rechazo del oficialismo.
Un comunicado divulgado por el equipo de Macri precisó que en la charla el líder del PRO le transmitió su decisión de "respetar la tradición" del traspaso de los atributos presidenciales. Con ello, quiso decir que la ceremonia se debía realizar en la Casa Rosada. Y le expresó su intención de que la mandataria saliente esté presente.
Gabriela Michetti "Si no se puede, no habrá traspaso de atributos. Se jurará en el Congreso y luego el presidente irá a la Rosada".
Disputas
La comunicación entre Macri y Cristina Kirchner se concretó al cabo de una semana de cruces entre ambas fuerzas por la organización. Sin consultar, el Gobierno avanzó con los preparativos y programó el total de la ceremonia en el Congreso de la Nación.
Apenas se conoció esa decisión, el frente de Macri presentó sus reparos y adelantó que su intención era que el traspaso de atributos sea en la Casa Rosada. Pero el planteo fue desoído -e incluso rechazado- y el kirchnerismo continuó con las acciones de coordinación.
Ayer, Gabriela Michetti, Horacio Rodríguez Larreta y Federico Pinedo -tres de los principales dirigentes del PRO- subieron el tono de las críticas al Gobierno y advirtieron que el acto estaba en riesgo. "Si no se puede, no habrá traspaso de mando", lanzó la vicepresidente electa.
Rodríguez Larreta "El que decide donde recibir los atributos es Macri, aunque lo lógico es que hubiera acuerdo".
El jefe de Gobierno porteño entrante aclaró que pretendían que Cristina Kirchner esté presente, pero no podían obligarla. Y el presidente provisional del Senado observó: "Ni en el traspaso de la dictadura a la democracia se discutió así". Impermeable a esos planteos, el Gobierno seguía su marcha en la organización. La Secretaría General de la Presidencia, que conduce Eduardo "Wado" de Pedro, giró invitaciones a gobernadores, cuerpo diplomático, gremios, cámaras empresarias, artistas, entre otras personalidades, y seguía ultimando detalles de la ceremonia con las autoridades salientes del Poder Legislativo, Amado Boudou y Julián Do mínguez.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Julian Centella
Julian Centella · Hace 11 meses

El desajuste entre la sociedad y la política es uno de los dramas de los dirigentes políticos. La sociedad que recibe a un gobierno, la que lo ungió a través del voto, no es la misma que ese gobierno deja al cabo de su mandato, aunque a menudo no lo advierta. La Argentina que dejó Menem después de diez años no era la que lo votó y acompañó durante los primeros años de su gestión. La Argentina de hoy no es la de Néstor Kirchner, o la de la Cristina que asumió hace ocho años. Ni el discurso de la Presidenta ni el de la mayor parte de los políticos parecen registrarlo. Los cambios más relevantes no siempre son evidentes; a menudo son imperceptibles para la mirada de la mayoría. La mayoría ya no cree más en aquello en lo que creía, pero parece que aún creyese, y ese fantasma vacío de la opinión pública es suficiente para enfriar a los innovadores y mantenerlos en silencio”. Esos cambios tienen lugar tanto en el plano de la cultura –valores, expectativas– como en el de la estructura sociodemográfica. La cultura está despojando al ámbito público de los elementos ideológicos que fueron durante largo tiempo el armazón dentro del cual funcionaba. El discurso de las consignas ideológicas, la militancia, los ideales que adoptan un tono místico, ya casi no conmueven a nadie. Pero la política todavía está impregnada de esas cosas. ESPEREMOS POR UN PUEBLO MAS CONSUSTANCIADO Y LEJOS DE LA INIQUIDAD HUMANA. EL VIGOR DE ESTE PUEBLO ESTARA EN SU CULTURA Y LEJOS DE LA CORRUPCION QUE NOS HA CORROIDO Y CARCOMIDO EL SER ARGENTINO QUE ES TAN REPRESENTATIVO EN EL CONJUNTO MUNDIAL


Se está leyendo ahora