El presidente Mauricio Macri se reunió ayer en Roma con el primer ministro italiano Matteo Renzi; ambos dialogaron sobre la posibilidad de realizar una cumbre del G-20 en Argentina para 2018.
Renzi lo felicitó por "el avance que hubo en la solución" del conflicto con los holdouts, y ambos dialogaron sobre la posibilidad de realizar una cumbre del G-20 en Argentina para 2018.
Macri llegó apenas pasado el mediodía a la sede del gobierno italiano, el Palazzo Chigi, inmediatamente después de reunirse con el papa Francisco en el Vaticano.
Recibido por una guardia de honor en la entrada de la sede gubernamental, el Presidente luego tuvo una audiencia privada con Renzi, quien estuvo en Buenos Aires hace dos semanas, oportunidad en la que invitó a Macri a que cuando se reuniera con el Papa también volvieran a encontrarse.
Según explicó el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, durante la reunión Renzi también ultimó detalles de cara a una misión comercial de empresarios e inversores italianos que vendrá a la Argentina en junio próximo.
"El Presidente habló de llevar adelante una nueva ola migratoria de Italia hacia la Argentina, pero ahora de empresarios y emprendedores. También se destacó el modelo de las Pymes italianas", agregó Pompeo, y destacó como "política de Estado" el renovado acercamiento con Italia.
En tanto, fuentes de la comitiva que participaron del encuentro confirmaron que Renzi se mostró favorable a la posibilidad de que la cumbre del G-20 en 2018 se lleve a cabo en Argentina, en lo que sería la primera vez que un país latinoamericano oficie de anfitrión de ese club de naciones.
Tras la reunión con el premier, Macri y la delegación -integrada también por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, la canciller Susana Malcorra y los tres gobernadores que viajaron junto al Presidente- se trasladaron al Palazzo del Quirinale para reunirse con el presidente de la República Italiana, Sergio Mattarella, y luego compartieron un almuerzo que culminó a las 15 (hora local).
Fuentes diplomáticas calificaron el actual momento bilateral con Italia de "muy bueno" y de estrechas relaciones.

Un buen entendimiento

Fuentes de la Casa Rosada destacaron que el presidente Mauricio Macri y el premier italiano, Matteo Renzi, en la reunión de Roma, consolidaron una amplia agenda de trabajo de cooperación internacional.
Renzi compatió en Buenos Aires, días atrás, los asuntos estratégicos comunes a ambos países.
En esa oportunidad, plantearon la lucha común contra el terrorismo, el debate por el cambio climático, el eventual acuerdo UE-Mercosur y las inversiones italianas en el país. También se habló de cooperación en agricultura e infraestructura.
Cabe recordar que la visita de Renzi ocurrió en un momento especial de las relaciones bilaterales: el Gobierno acababa de alcanzar un acuerdo con los bonistas italianos por el pago de la deuda.

Valoran la presencia de opositores

La agenda abierta de trabajo conjunto para estrechar la cooperación bilateral de Argentina e Italia se focaliza en los joint-ventures.
El especial énfasis que tiene el intercambio comercial entre Italia y la Argentina, fue declarado prioritario en la gestión de Macri. Desde la diplomacia italiana valoran el hecho de que el Presidente haya viajado con opositores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora