El presidente Mauricio Macri, participó ayer junto al Gabinete de una celebración interreligiosa en la Catedral Metropolitana, donde abogó por una "patria más inclusiva y solidaria", y una Nación "comprometida con la verdad y la Justicia".
Macri, durante la celebración que presidió el Arzobispo de Buenos Aires cardenal Mario Poli, al leer una oración junto con todos los presentes, acompañado por su esposa, Juliana Awada, se pronunció a favor del "diálogo" y de renovar "nuestra esperanza y nuestra confianza para que podamos consolidar con fe y firmeza una Nación comprometida con la verdad y la justicia".
También se expresó a favor de actuar contra los "flagelos que afligen a los más vulnerables y desprotegidos" y que "las decisiones promuevan el bienestar general por sobre los intereses particulares".
En esa oración, los presentes se manifestaron a favor de "un crecimiento equitativo" y de ser "capaces de construir una patria más inclusiva y solidaria, con igualdad de oportunidades y un futuro mejor para todos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora