Se han escrito numerosos trabajos de investigación académica y de tesis sobre el proceso judicial de Jesús. Vamos a abordar este tema tomando el aspecto jurídico-político del proceso penal que vivió Jesús para ahondar en la situación jurídico-política de los procesos penales en nuestra Salta actual.
Los hechos y los personajes que se van sucediendo en el relato bíblico deben movernos a la reflexión sobre todo a los magistrados: jueces, fiscales acusadores, defensores y a las autoridades gubernamentales para comprender que si bien el proceso de Jesús es algo histórico que ya se vivió en su Persona; su calvario que es el proceso penal y sus consecuencias: la ejecución de la pena, es algo que debe movilizar el pensamiento y el corazón hacia el cambio que el mayor de los maestros -para el cristianismo base de la civilización occidental que existió- provoca en esta Semana Santa.
Esta reflexión no solo es para quienes se confiesan católicos, cristianos, sino para todos los que sienten verdadero respeto hacia los derechos humanos, hacia la dignidad de las personas.
Hechos y personajes de este Proceso:
En el proceso judicial de Jesús el momento más importante es cuando es llevado ante Poncio Pilato.
Poncio Pilato desempeñaba el cargo de prefecto de la provincia romana de Judea. Su función consistía en administrarla judicial y económicamente.
Con respecto a Poncio Pilato los historiadores expresan que se caracterizaba por su venalidad, su violencia, su poder ejercido de modo abusivo, su crueldad y su indolencia.
Los acusadores de Jesús ante Pilato fueron los sacerdotes judíos encabezados por Caifás, sumo sacerdote y conspirador de la muerte de Jesús. El verdadero motivo de la acusación era la envidia que le tenían a Jesús, la propia corrupción y Pilato lo sabía.
Jesús es llevado dos veces ante Poncio Pilato, la primera vez éste trató de traspasar la responsabilidad a Herodes Antipas, que se encontraba para las Pascuas en Jerusalén, no lográndolo ya que Herodes devolvió a Jesús ante Pilato. Herodes Antipas era gobernante de Galilea y al enterarse Pilato de la procedencia de Jesús -nacido en Galilea- trató de traspasarle la responsabilidad pero Antipas no quería ser el verdugo de otro profeta inocente ya que lo había sido de Juan el Bautista.
En la segunda presencia de Jesús ante Pilato, éste creyendo efectivamente que Jesús era inocente, pero como los acusadores insistieran con su muerte éste hizo el gesto de lavarse las manos y determinó la ejecución de Jesús de Nazaret, desoyendo incluso a su propia esposa Claudia Prócula quien abogó por Jesús ante su marido.
Poncio Pilato en ese mismo acto liberó a Barrabás, un criminal, un culpable.
¿Por qué Pilato conociendo la inocencia de Jesús ordena su ejecución?
Lo hace porque sabía que si liberaba a Jesús le acarrearía problemas ya que los acusadores podían quejarse de él ante el emperador romano (Tiberio) y para evitarlo y así avanzar en su carrera puso su carrera por encima de la Justicia, de la Verdad y de su propia conciencia.
El comportamiento indolente de Pilato, su crueldad y su corrupción se muestran en que no quiere enfrentarse a la Verdad, sino que quiere hacer carrera a costa de la Verdad.
Es este comportamiento de Pilato el que nos debe mover a la reflexión sobre la investigación, la imputación, el procesamiento y la condena a inocentes como así también sobre la liberación de toda investigación y condena a culpables.
En estos días sin actividades laborales los integrantes del poder jurídico-político de la provincia deben reflexionar sobre su función y su misión: la Verdad y la Justicia y no hacer carrera a costa de estos valores y repensar sobre la situación de todas aquellas personas inocentes que se encuentran sometidas a la investigación penal, sobre todos aquellos culpables que han sido liberados de toda investigación penal y de toda condena por el poder jurídico-político. En épocas de regímenes autoritarios debemos profundizar el pensamiento crítico.
Para terminar esta nota sobre el Proceso Judicial de Jesús, unas palabras suyas: "El que quiera entender que entienda".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora