El profesor Daniel Córdoba llevó toda su pedagogía a la comisión de Educación de la Cámara de Diputados. Se trata del docente que dicta el taller "Física al alcance de todos", en la UNSa, y que actualmente continúa en la incertidumbre por el financiamiento.
El profesional hizo un repaso sobre los 25 años del taller. Desde que nació en la "clandestinidad", justo en un intersticio del Instituto de Enseñanza Media, el secundario de la UNSa.
Desde un principio, el taller estuvo signado a transitar por los márgenes institucionales. Hoy, con todos los buenos resultados, sigue en la paradoja de no estar en el presupuesto. Así fue que el diputado Carlos Zapata redactó una iniciativa de declaración destacando la importancia del taller. Por eso, ayer, el profesor estuvo explicando su propuesta, y los problemas, a la presidenta de la comisión, Alejandra Navarro, a Mario Ábalos, Norma Colpari y María López.
En toda su existencia fue un verdadero "semillero" de genios jóvenes que llegaron a lo más alto del mundo científico mundial. Para tener una idea, este año hay 5 integrantes del taller que ingresaron al Balseiro. Significan el 10% del total de ingresantes del país.
Todos los años "metieron" ingresantes en el instituto más prestigioso del país que, además, exporta científicos.
Consecuentemente, hay salteños que trabajan en Estados Unidos, Suiza o Alemania, sólo para dar algunos lugares.
Sin embargo, Córdoba estaba ayer explicando las necesidades de contar con fondos.
"Yo tengo que agradecer a la gestión de Víctor Claros (exrector de la UNSa) y a Roberto Dib Ashur (exministro de Educación) porque fueron quienes me escucharon y me dieron una ayuda", dijo el profe.
Sucede que hasta 2011, el taller fue "clandestino", como le encanta decir a su titular. Funcionaba en las aulas de la UNSa y nadie sabía a qué área pertenecía. La gran cantidad de chicos que partían hacia el Balseiro y otras prestigiosas instituciones hizo que el taller comenzara a salir en los diarios.
Así fue que lo reconocieron y se institucionalizó, y emergieron entonces de esa irónica clandestinidad. Gracias a los ríos de tinta y a un informe de Adrián Paenza recibió el reconocimiento del Concejo Deliberante de Salta, del Ministerios de Educación de la Nación, de la Facultad de Exactas y del Consejo Superior de la UNSa, y del Senado de la Nación. Pero de dinero, nada.
Incluso el ministro de Ciencia y Tecnología de la Nación, Lino Barañao, elogió la tarea del profesor y prometió el financiamiento cuando Tecnopólis estuvo en Salta, hace ya casi dos meses. Sin embargo, hasta ayer nada se cumplió y solo le dieron $10 mil para su funcionamiento para todo el año.
Ese hombre que comenzó hace 25 años con dos chicos, y que hoy enseña a más de 200, tiene un miedo existencial. Está preocupado por el destino del taller cuando él ya no esté.
Solo quedan por recordar a algunos teóricos y entender que aquellos que tienen una conducta disruptiva, los que están fuera del molde, producen un resentimiento en las instituciones que finalmente producen cambios para mejorar. Mientras tanto, el profe Córdoba seguirá su peregrinar por fondos que mejoren la asistencia de los chicos al taller.

Recortes económicos

"A los talleres vienen chicos de todas las clases sociales. No andamos buscando genios. Por eso algunos chicos necesitan una ayuda para venir los sábados. Comida o transporte, para eso necesitamos la plata", dijo.
El profe hace referencia a que no buscan a los mejores. Trabajan con los que llegan y son muchos los que no tienen dinero.
Entonces se arman comidas comunitarias, se canjean resmas por fotocopias y para los concursos se hace lo que sea.
Para colmo, cuando se votó el cambio, el Gobierno nacional bajó el programa complementario de Becas Bicentenario, de la Secretaría de Políticas Universitarias, y eso sí es un recorte a la educación pública.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia


jorge agustoni
jorge agustoni · Hace 4 meses

Para inaugurar cualquier obra pública viajan (a costa de nosotros) un montón de funcionarios, gastando millones al año; en propagandas (no difusión de hechos de gobierno) se gastan otros tantos millones. En fútbol para todos ya hemos perdido la cuenta, no se ha terminado de investigar posibles hechos de corrupción en ese tema, y ya se están destinando fondos (más millones) para un nuevo campeonato. Para lo importante y transparente , como el programa del profesor Córdoba, no hay un peso. Es indudable que no tenemos los mejores políticos que el dinero puede comprar.

marianela rojas
marianela rojas · Hace 4 meses

el taller de fisica es un lugar maravilloso.mi hija va hace dos años ,y no solo tienen aprendizaje academico,sino tambien una gran contencion emocional.realmente quedan pocos lugares de esta indole.El profesor Cordoba y su equipo son un ejemplo de constancia y compromiso.

Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 4 meses

El Tribuno, podría dar algún dato de cómo se puede ubicar al Sr. Córdoba ?. Gracias.

franco gonzalez
franco gonzalez · Hace 4 meses

sera posible, que sigamos discutiendo esto, es fundamental la educacion, !!!!


Se está leyendo ahora