Desde el miércoles pasado, el puesto de salud de El Alfarcito quedó sin energía eléctrica y el personal informó sobre la situación, pero fundamentalmente, pidieron ayuda.
"No tenemos luz desde el miércoles 26 de octubre. Unos empleados que dijeron ser de Edesa vinieron a potenciar el panel solar ese día y no hicieron bien la conexión y nos dejaron sin luz. Nos dijeron que volvían al otro día y hasta ahora nada", dice parte del mensaje que, vía WhatsApp, ingresó a El Tribuno.
En otro tramo, explica: "Hicimos el reclamo al hospital de Campo Quijano para que, a su vez, hagan el reclamo a la empresa y al Ente Regulador, pero hasta ahora no nos dieron ninguna solución. Pese a esto seguimos trabajando para cualquier necesidad de atención de la comunidad, pero nos da mucha impotencia que no se ocupen de este problema. A la Fundación también le pedimos que intervengan y nada...".

Desde Edesa

El Tribuno requirió datos en la empresa prestataria del servicio de energía. Fue la responsable de prensa, Alejandra Peñaloza, quien respondió que el puesto sanitario de El Alfarcito no es cliente de Edesa. "Tiene un equipo donado que, de todas formas, nuestro personal lo registra cuando hacen mantenimiento al resto del establecimiento", explicó, tras indicar que es la Fundación la que debería informar al respecto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora