En septiembre próximo se cumplirán 10 años de aquella noche mágica en la que el conductor de la Fiesta Nacional de los Estudiantes gritó el nombre de la salteña María Florencia Rodríguez como la nueva reina nacional.
El estadio La Tablada de San Salvador de Jujuy estalló en aplausos dedicados a la bella estudiante de General Mosconi, quien representó a la provincia en 2006.
Todavía revolotea en sus recuerdos y en los de su familia la imagen de aquella adolescente de 17 años que se tomó el rostro con las manos frente a la sorpresa de haber escuchado su nombre.
Tras una década, Flor recuerda ese hecho que marcó su vida y que le trajo tanta alegría a su pueblo. Fue la tercera salteña en ser coronada reina nacional de los estudiantes desde la creación de este importante certamen que convoca a jóvenes de todo el país en la vecina provincia.

Pasados 10 años de reinado, ¿qué pensas de ese acontecimiento que te hizo conocida en todo el país?
La Fiesta Nacional de los Estudiantes es increíble, hermosa, sobre todo por su federalismo porque convoca a todas las provincias argentinas. Después de resultar elegida fui invitada a varias fiestas similares, pero realmente ninguna se compara con la de Jujuy. Este año quiero volver porque se cumplen 10 años de este momento que marcó mi vida. Me quiero contactar con las autoridades del ente porque quienes estaban en aquel momento ya no están, como Santiago Manuel "Pila" Solá, entonces presidente del ente autárquico permanente, la figura más importante que tenía este gran encuentro y que lamentablemente falleció. (Solá fue presidente del EAP durante 15 años y falleció en noviembre de 2014).
¿Qué recordás de esa noche en que fuiste elegida?
El 29 de septiembre de 2006 yo estaba parada junto a las representantes de las otras provincias, en ese escenario inmenso y me sentía feliz. En ese momento me acordaba de mi familia, de mis compañeros. Pensaba que sin el amor y el apoyo de todos ellos no hubiera podido llegar, porque con 17 años representar a los estudiantes es una gran responsabilidad y al menos, en mi caso, solo pude afrontarla por el apoyo y el cariño que sentía de mi gente. Cuando nombraron a las damas de honor y a las princesas yo pensé: "Bueno Flor, fue hermoso, fue una experiencia inolvidable y qué suerte que Mosconi estuvo tan feliz de tener a su candidata''. Cuando el animador iba a nombrar a la reina estiró un poco la frase y dijo que la reina era la representante de "Saaaaaa...''. En seguida pensé que era Ximena, la candidata que representaba a Santiago del Estero con quien nos habíamos hecho muy amigas y que justamente estaba parada al lado mío. Yo la miré, hice el movimiento para acercarme a ella y abrazarla y en segundos el animador completó la palabra gritando "Saaaaaalta''. Me tomé el rostro con las manos porque de verdad no podía creer lo que estaba escuchando. Fue muy emocionante... en realidad, indescriptible.
¿Y el recibimiento que te hicieron en Mosconi?
Nunca había visto tanta gente reunida en la plaza. Habían levantado el escenario frente a la escuela de Comercio donde yo estudiaba y mi gente estaba tan emocionada. El año anterior, en 2005, todos habíamos llorado en la cancha del club Madereros cuando juntos vimos la última noche del reality televisivo Operación Triunfo, donde ganó José García (también mosconense). Al año siguiente fui yo quien tuve la dicha de traer tanta alegría y no solo a Mosconi sino a todo el departamento San Martín.
¿Seguís la elección de la reina de los estudiantes?
Me considero fanática de las elecciones que se inician en cada curso de cada escuela. Siempre me invitan como jurado y no falto nunca porque me encanta. Es una fiesta que a los chicos los hace muy felices y que merece toda la seriedad en su organización. Voy a las elecciones que se hacen en los municipios cercanos y si no puedo viajar a la provincial la miro por televisión, al igual que la elección nacional. No puedo creer que hayan pasado 10 años y estoy segura de que Salta se merece tener otra reina nacional de los estudiantes porque hay chicas que tienen grandes condiciones. Algunos pueden pensar que esto es frívolo o superficial pero es todo lo contrario. Es una fiesta que une a la familia, a los compañeros y a la comunidad en su conjunto en momentos que tanto se necesita de esa confraternidad. Yo no hubiera podido ser reina nacional si no hubiera sido por el apoyo de mis vecinos.
¿Cómo siguió tu vida desde entonces?
Tuve ofrecimientos para irme a modelar a Buenos Aires y a Santa Cruz de la Sierra, pero a diferencia de lo que mucha gente pensaba, lo mío pasaba por otro lado y siempre supe qué era lo que quería. Estudié el Profesorado en Economía porque me gusta la docencia, trabajo en la Municipalidad de Mosconi en el área de Turismo y ahora estoy como coordinadora de la subsede del secundario virtual. Estoy soltera, sigo viviendo en Mosconi y quiero trabajar para que mi pueblo pueda sacar a lucir todo el potencial que tiene desde el aspecto turístico. Soy muy feliz aquí porque puedo desarrollar mi vocación. Trabajo muchas horas en la comuna porque el intendente Isidro Ruarte, que también era el jefe comunal cuando me eligieron reina nacional, confió en mí para ocupar este cargo que venía desarrollando desde la anterior gestión municipal. Y aquí busco continuar, brindando mis conocimientos y experiencia laboral para mi ciudad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


rosanna bello
rosanna bello · Hace 2 meses

felicitaciones por el aplomo y a la vez entusiasmo para apostarle a su pueblo

Se está leyendo ahora