Gran Bretaña ratificó oficialmente que no habrá diálogo con la Argentina por la soberanía de las Islas Malvinas hasta que no lo habiliten los habitantes del archipiélago. El planteo se concretó el viernes pasado, durante la 33ª Sesión del Consejo de Derechos Humanos (CDH), en Ginebra.
"No puede haber diálogo sobre soberanía a menos que los isleños lo deseen y ellos, a través de un referéndum realizado en 2013 enviaron un mensaje muy claro de que no quieren diálogo sobre soberanía", señaló la representante británica ante al organismo internacional, Margaret Purdasy.
Según consignó el diario británico Express, la funcionaria advirtió que "el gobierno de la Argentina debería respetar los deseos" de los isleños. "El Reino Unido no tiene duda de su soberanía sobre las Islas Malvinas (Falkland Islands) y las islas Sandwich del Sur y sus áreas marítimas circundantes", puntualizó. Señaló, además, que Londres tampoco tiene "ninguna duda sobre el derecho de los isleños de autodeterminación".
Para la representante británica, los isleños "han determinado libremente su estatus político y son libres de perseguir su desarrollo económico, social y cultural.
La respuesta inglesa en Ginebra llegó luego de un planteo de la representante argentina, Victoria Gobbi, quien ratificó el reclamo de soberanía sobre el archipiélago. "La resolución 2.065 y subsiguientes de la Asamblea General sobre las Islas Malvinas, así como también las resoluciones adoptadas sobre el mismo tema por el Comité Especial de Descolonización a la fecha, reconocen de modo expreso la existencia de una disputa de soberanía entre la República Argentina y el Reino Unido, reconociéndolos como la únicas partes en la disputa, y estableciendo que la única forma de resolverla es a través de la reanudación de negociaciones bilaterales, a fin de encontrar a la mayor brevedad posible, una solución justa, pacífica, y definitiva a la controversia", remarcó Gobbi.
Para la funcionaria, "la libre determinación requiere para su ejercicio un sujeto activo" y "eso es un pueblo sujeto a subyugación y explotación extranjera". "De no existir dicho sujeto no hay derecho a la libre determinación. Las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, y los espacios marítimos circundantes, se encuentran ilegítimamente ocupados por el Reino Unido, que expulsó a la población local y la reemplazó por población propia. Este hecho otorga el derecho a la libre determinación inaplicable a la cuestión de las Islas Malvinas", remarcó Gobbi.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora