En apenas unos días, el equipo económico de Mauricio Macri cumplió con varias promesas de campaña y despertó los aplausos de sectores que, tan solo un tiempo atrás, se habían resignado a reclamar y esperaban ansiosos por la llegada del nuevo Gobierno.
Tal vez el caso más emblemático fue el del campo que en el mismo día recibió un doble beneficio: por un lado, se produjo una baja del 5% en las retenciones a la soja y se eliminaron los derechos de exportación que recaían sobre el resto de los productos y, por el otro, se le sumó el fin del cepo y, consiguientemente, la devaluación.
Aunque no fue el único sector. Muchos empleados festejaron la eliminación de las retenciones que recaían sobre las operaciones en el exterior abonadas con tarjetas, así como también la liberación del pago de Ganancias de la segunda cuota del aguinaldo.
En este caso, la celebración va más allá del efecto que puede tener en los ingresos totales de diciembre (que tal vez no fue tan amplio). La esperanza está depositada en que, si se cumplió con esta promesa, el Gobierno dará el siguiente paso en breve: incrementar el mínimo no imponible.
Otro de los sectores que serán beneficiados es el automotor con la modificación del "impuestazo". El tributo no sólo provocó la pulverización del mercado de alta gama, sino que también derivó en fuertes desfasajes de precios y hasta en la desaparición de modelos masivos.
Si bien las medidas fueron consideradas necesarias, deben ser complementadas por otras que ataquen el que consideran como el problema de fondo: el déficit fiscal.
Si bien los cálculos oficiales todavía no están cerrados, los economistas coinciden en que el rojo en las cuentas públicas podría llegar en 2015 al 8% del PBI. Es decir, el más alto que se generó desde la vuelta de la democracia.
No obstante, el ex ministro de Economía Jorge Remes Lenicov apuntó un dato no menor: subiendo el mínimo no imponible pueda aumentar también el consumo y, por ende, subirá la recaudación a través del IVA.
Retenciones y recaudación
Otra de las incógnitas recae sobre el impacto que tendrá la eliminación de las retenciones que existieron sobre la compra de dólares para ahorro, así como las que recayeron sobre las operaciones con tarjetas en el exterior. No obstante, desde el IARAF, Ariel Barraud y Andrés Mir explicaron que "el sistema impositivo montado para estas operaciones era un esquema de adelantos a cuenta de impuestos tributados a nivel nacional". Dicho de otra manera, lo que se recaudaba en un principio era luego un crédito fiscal que se terminaba computando en las declaraciones juradas. Por ende, la eliminación de las mismas no implicaría una reducción en recaudación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


nestor siares
nestor siares · Hace 11 meses

HUMMER O TANQUE????

nestor siares
nestor siares · Hace 11 meses

HUMMER

nestor siares
nestor siares · Hace 11 meses

NO ES UN TANQUE ES UN HUMMER

nestor siares
nestor siares · Hace 11 meses

no es un tanque es un HUMMER!!

korolev Serguei
korolev Serguei · Hace 11 meses

Si en rojoooooooo ya era sabido en su modelo neoliberal, ahora corramos a pedir prestamos al FMI ya lo hicimos al BID, ah despues al a parte privadaa, si sigan diciendo que esta todo mal, ahy varios que se la creen el cuentoo, total asi se vende un pais, volvemoa a la decada de los 90, espero quie estalle pronto


Se está leyendo ahora