María Romero es la mamá de Fernando Ordóñez, el chico de 18 años que la madrugada del domingo circulaba con Elio Fernández, un amigo de la comunidad Yariguarenda, por la ruta nacional 34 a bordo de una motocicleta y fueron colisionados por la camioneta Amarok que conducía el rugbista y capitán del equipo Los Zorros de la localidad de Aguaray, Nicolás Romero.
12 kilómetros al norte de Tartagal y cuando los chicos ya casi llegaban a la comunidad Yariguarenda -más conocida como paraje Virgen de la Peña y ubicada a un costado de la ruta nacional 34-, Ordóñez, que venía como acompañante y el conductor de la motocicleta, Elio Fernández, de 30 años de edad, fueron colisionados desde atrás por la camioneta VW Amarok que conducía Nicolás Romero, el rugbista que viajaba junto a otro hombre identificado por la policía como Pablo Javier Suárez, de 25 años. Lejos de detener su marcha, Romero se dio a la fuga pero horas más tarde fue localizado por personal de la Policía de la Provincia en su vivienda en el barrio YPF donde permanecía oculto.
Dos horas después del accidente se le realizó el dosaje de sangre al conductor, que lo realizó el tío de una de sus víctimas. Todavía se hallaba ebrio.
María Romero, madre del menor de los accidentados, totalmente superada por la angustia y el dolor, dijo: "Lo único que quiero es justicia porque mi hijo se debate entre la vida y la muerte por culpa de este asesino al volante que en lugar de parar a auxiliarlos se escapó como un cobarde". María recordó que "Fernando venía con Elio desde Tartagal pasadas las 6 y media de la mañana; venían tranquilos y despacio y por detrás de ellos circulaba una pareja de chicos que son de la comunidad Tranquitas. Según lo que me contaron estos chicos y que también declararon ante la policía, cuando circulaban por la ruta en moto, al llegar a Virgen de la Peña, la camioneta Amarok la cruzó a altísima velocidad; a los pocos segundos -le contó Estela, que viajaba como acompañante en la moto-, vieron cómo la camioneta los levantaba por el aire a mi hijo y a Elio Fernández", relató María entre llanto.
En la mañana de ayer el conductor atendía sus amistades en la puerta de la comisaría. La queja de las familias hizo que al menos lo ocultaran. "A mi hijo le faltaba la pierna y la parte que le quedaba era una masa de sangre y carne; el otro muchacho quedó tirado un poco más adelante ya sin un brazo". María recordó que la gente de Virgen de la Peña que vive cerca de la ruta escuchó el impacto y los gritos de los ocupantes de la otra motocicleta, Estela Iriarte y Juan Carlos Vaca. Los vecinos llamaron al hospital de Tartagal donde fueron llevados en un primer momento pero posteriormente los dos jóvenes mutilados fueron derivados hacia el hospital San Vicente de Paúl,de Orán, por las gravísimas lesiones que presentaban.
"Mi hijo está en estado de coma, le falta una pierna, sigue perdiendo sangre y tiene golpes internos. Yo estoy desesperada, solo rogándole a Dios un milagro".
La mujer recordó que el otro muchacho que perdió el brazo por el brutal impacto "había venido de vacaciones porque trabaja hace varios años en Buenos Aires, en una fábrica, y aquí dejó prácticamente la vida, porque está muy grave y con pronóstico reservado. Lo que este asesino al volante nos hizo es incalificable", finalizó.

Desalmado y cruel
La mamá agregó un detalle estremecedor. "Cuando los chocó, el rugbier arrastró a los dos chicos y a la motocicleta por varios metros; los heridos quedaron sobre la ruta y él siguió, pero un poco más adelante detuvo la camioneta, se bajó y del lado derecho donde se había producido el impacto sacó una pierna o un brazo que había quedado enganchado en la chapa de la Amarok, peor que un salvaje arrojó el miembro mutilado al monte, para luego fugarse".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


jose ramon guaymas
jose ramon guaymas · Hace 10 meses

como va terminar este accidente en que el culpable entre comillas va terminar en libertad y los familiares de los accidentado pidiendo justicia

No pregunto  cuantos son ...
No pregunto cuantos son ... · Hace 10 meses

Espero que la justicia actue correctamente, sin embargo los antecedentes no ayudan. Se acuerdan cuando el dr canelada mato a un pibe? Increiblemente despues pidio resarcimiento por los daños que el cuerpo del pibe le habia hecho a su auto !!!! . http://archivo.lacapital.com.ar/2006/06/03/general/noticia_299026.shtml. Espero que esto no se repita.

Gilgamesh Enkidu
Gilgamesh Enkidu · Hace 10 meses

no sale nada en ese enlace que dejaste...

Gilgamesh Enkidu
Gilgamesh Enkidu · Hace 10 meses

asesino h de p... espero que se haga justicia y no sea protegidopor algun padrino politico...

Re KennethU
Re KennethU · Hace 10 meses

Es de esperar que el "rugbier" que actuó de forma tan desaprensiva como criminal sea sancionado con dureza. Varios años de cárcel y pagar los costos de internación de los muchachos y daños y perjuicios por incapacidad.

JORGE PEREZ
JORGE PEREZ · Hace 10 meses

que tragedia verdaderamente, ojala esos jovenes se recuperen lo mejor posible y que se haga justicia.-


Se está leyendo ahora