El colegio Santa Catalina de Bolonia, de Tartagal, anunció que a partir del próximo año no volverá a presentar candidatas a reina de los estudiantes para que compitan en las instancias municipales, departamentales o provinciales, luego de una fuerte polémica que se generó en el norte de la provincia después de la elección de la soberana por San Martín realizada en la localidad de Aguaray.
Cuando se anunció el nombre de la reina departamental, cientos de jóvenes -no solo de Tartagal sino de casi todas las localidades vecinas- estallaron en gritos al considerar que el veredicto del jurado constituía un fraude.
La elección finalizó un par de horas después de lo previsto y el blanco de las críticas fueron los miembros del jurado, seis jóvenes representantes de las otras tantas municipalidades sanmartinianas.
Si bien los hechos no pasaron a mayores, hubo bronca y algunos gritos, pero todo quedó allí, al menos la noche de la elección. Al día siguiente, los medios de la zona se hicieron eco de la disconformidad de la gente por el resultado de la elección, pero la mayor virulencia que llegó a los insultos y a los agravios se produjo en las redes sociales.
En horas de la noche de la elección departamental, un grupo numeroso de chicos, acompañados de padres y docentes se manifestaron en la plaza San Martín de Tartagal para expresar su descontento.
Si bien algunos años antes se habían producido polémicas, sobre todo en los medios locales, es la primera vez que se llega a una manifestación callejera, con carteles y consignas y sobre todo con el ánimo tan caldeados.
Muchos dejaban entrever que en el resultado de la elección había aparecido una mano política que orientó la votación del jurado y el resultado final. El hecho generó cierta alarma en la ciudad de Tartagal, comunidad en la que cualquier foco de conflicto nunca es tomado a la ligera.
Ante este panorama, la mañana del viernes, las autoridades del colegio Santa Catalina de Bolonia -institución a la que concurre la reina local Belén Blasco- informaron que a partir del próximo año el tradicional colegio norteño no presentará más candidatas para la fiesta de los estudiantes. "La elección se hará en el colegio en forma interna, para no alterar una celebración que es tradición entre los estudiantes secundarios, pero la reina que salga electa no participará en la instancia municipal ni en ninguna otra instancia", se informó.
La edición 2016 de la elección de la reina de los estudiantes no quedará en el olvido, al menos para el departamento San Martín. La comunidad educativa del colegio Santa Catalina al que asiste Belén Blasco, del que salieron la mayoría de las reinas municipales, como Florencia Katz, segunda princesa nacional 2011; Marcia Mónaco reina municipal 2012; Brenda Leeson reina departamental 2013; Oriana Névora, reina provincial 2014 y Yasmín Jarzún reina departamental 2015 decidió no participar de ninguna otra contienda.
Muchos chicos y chicas, docentes y padres, después de la elección departamental del miércoles, quedaron visiblemente desilusionados. Curiosamente, fue la misma Belén Blasco, la más tranquila y aplomada de todos; y es que a pesar de sus cortos 16 años es consciente de su belleza angelical, imposible de no ser reconocida hasta por el más necio.
La profesora Irina Valenzuela, directora de estudios del colegio, explicó que "la decisión oficial obedece a que en los últimos tiempos hemos visto de qué manera se ha ido desvirtuando el espíritu de la fiesta. No tiene que ver con que Belén Blasco no haya sido electa reina departamental; tiene que ver con lo que sucede después de cada elección, donde chicos y grandes se expresan sin filtros, provocando heridas no solo en las chiquitas que pierden sino también en las que ganan. Y eso es lo que no queremos que vuelva a suceder".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora