Terminar la secundaria es ya desde hace una década una realidad para numerosas personas que, por cuestiones económicas o laborales, debieron abandonar los estudios presenciales.
En la actualidad, más de 330 alumnos de las localidades de Tartagal, General Mosconi, Coronel Cornejo y varios parajes intermedios cursan el secundario bajo la modalidad de la educación virtual.
Cuentan con apoyo de docentes en diferentes asignaturas y, además, desde este año la sede regional Tartagal tiene un espacio físico y numerosas computadoras a disposición de los alumnos, como resultado de un convenio suscripto entre el Ministerio de Educación de la Provincia y la Municipalidad de Tartagal.
Los resultados fueron notables; hasta 2015 el número de alumnos no superaba los 50, pero este nuevo servicio, con docentes que brindan apoyo pedagógico y contar con computadoras y un espacio físico hizo que la matrícula se incrementara notablemente.
En su casa o en un ciber
El secundario virtual para jóvenes y adultos comenzó a dictarse en Tartagal como una propuesta del Instituto de Planeamiento y Desarrollo a partir del año 2006, siempre bajo la dirección del profesor Jorge Valdez.
"El municipio nos cedió las instalaciones del CIC Norte y desde este año contamos con la modalidad semipresencial, que favorece el desempeño de los alumnos y concreta la virtualidad de los estudios de nuestros alumnos. En años anteriores, los alumnos cursaban desde sus propios hogares, un ciber o la casa de algún vecino que le facilitara una computadora", acotó.
Señaló también que hoy la sede Tartagal está en condiciones de abrir otras subsedes en Salvador Mazza, Aguaray y otros municipios.
La modalidad
En el secundario virtual los alumnos no asisten a clases, van a las consultas y son los facilitadores pedagógicos quienes los guían y los orientan.
Los alumnos reciben una clave de acceso a la plataforma educativa.
No obstante, en Tartagal se realizó un análisis de las fortalezas y debilidades del sistema, ya que el aprendizaje en personas adultas puede dificultarse por varios motivos.
Por ello se implementó un curso de ambientación previo al ingreso a la plataforma de estudios, lo que les posibilitó contar con conocimientos previos en Lengua y Matemática", dijo Valdez.
Esta ambientación no se realizaba en ningún otro lugar y a esta innovación se sumó la presencia de tutores.
Los resultados son más que óptimos, al punto que la sede Tartagal es la que mayor cantidad de alumnos registra en toda la provincia de Salta.
"La firma del convenio entre Educación y el municipio ha potenciado muchísimo esta propuesta académica y prueba de ello es la permanencia y el empeño de chicos que viajan desde otras localidades para asistir a clases y consultas a los tutores", precisó Valdez.
Un ejemplo
Entre el grupo de 330 alumnos asiste un matrimonio de septuagenarios de Tartagal, quienes en su juventud y por razones laborales y familiares habían dejado de estudiar concluida la escuela primaria.
Pero retomaron sus estudios en el secundario virtual y dentro de un par de años recibirán sus flamantes títulos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora