Cansado del mal funcionamiento del semáforo y sin respuestas de la comuna, un vecino decidió hacerlo funcionar correctamente a golpes de escoba.
El aparato en cuestión está en la intersección de las calles Lamadrid y Egües, en pleno centro de la ciudad de Orán. En esa cuadra funcionan nada menos que los tribunales y el flujo de vehículos y peatones es intenso. Comerciantes y residentes del lugar comentaron que lleva meses funcionando mal, pero desde el lunes quedó en rojo para ambos lados.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora